ATLÉTICO DE MADRID

El Atleti se mira en el espejo de 2014

Entonces, a falta de nueve jornadas, el Atlético estaba arriba empatado con el Madrid. Hizo un gran final liguero, ganó seis partidos, perdió uno y fue campeón.

El Atleti se mira en el espejo de 2014

El Atlético se mira en el espejo de lo sucedido en la temporada 2013-14, en la que fue campeón. El equipo de Simeone ha perdido la gran ventaja que llevaba con respecto a sus perseguidores, pero sigue primero y sus opciones de ser campeón siguen intactas. A falta de nueve jornadas la situación de ahora es bastante similar a la de entonces. A falta de nueve jornadas, el Atlético es primero, con 66 puntos, uno más que el Barcelona y tres que el Real Madrid.

Entonces, y a falta también de nueve jornadas, Atlético y Real Madrid figuraban empatados a 70 puntos en lo más alto de la clasificación. Tercero era el Barcelona, con 69. Y el equipo de Simeone realizó un gran final de campeonato. Venció seis partidos de forma consecutiva: Granada (1-0), Athletic (1-2), Villarreal (1-0), Getafe (0-2), Elche (2-0) y Valencia (0-1). Se complicó la vida en las tres últimas jornadas ligueras, justo cuando estaba en condiciones de llevarse el título. A falta de tres encuentros perdió ante el Levante (2-0); en la penúltima jornada pudo ser campeón, pero empató, 1-1, ante el Málaga en casa y lo tuvo que dejar todo para el último partido, donde se llevó el título en el Camp Nou.

El Atlético ganó 20 puntos de 27 posibles. Lideró la clasificación con 90 puntos, tres más que Barcelona y Real Madrid. Los del Cholo ganaron el campeonato sufriendo y casi de manera agónica en el ya histórico partido a domicilio ante el Barcelona. Entonces el Atlético disputaba la Champions League y se tuvo que jugar un puesto en la final precisamente ante el Chelsea, verdugo de los madrileños esta temporada. En ese ejercicio 2013-14 el Atlético eliminó al conjunto inglés y se plantó en la final de Lisboa. Eso quizá propició que el equipo del Cholo llegara justo de fuerzas al final liguero.

Ahora sucede algo parecido en lo referente a LaLiga, aunque el Atlético ya no está en competición europea, algo que puede jugar a su favor en el torneo doméstico. Los rojiblancos aventajan en un punto al Barcelona y el líder tiene que jugar en el feudo azulgrana, aunque el partido se disputará en la jornada 35 del campeonato. Betis, Eibar, Huesca, Athletic, Elche, Barcelona, Real Sociedad, Osasuna y Valladolid son los nueve rivales a los que se tiene que enfrentar el conjunto de Simeone.

El partido de esta jornada se antoja como clave para el desarrollo de LaLiga, puesto que el Atlético juega en un feudo que últimamente se le da bien mientras que se enfrentan Real Madrid y Barcelona. El Atlético cuenta con sacar los tres puntos del Villamarín y aunque nadie quiere hablar del choque entre sus dos grandes rivales, todos verían con muy buenos ojos un empate. Pero lo primero y más importante es recuperar la senda de los triunfos y vencer al Betis.

El equipo, por otro lado, sintió ayer el apoyo de su afición. En la sesión de entrenamiento se pudo ver una pancarta en la que leía lo siguiente: "Contra todo y contra todos, adelante campeón". Los jugadores salieron muy enfadados por el arbitraje de Gil Manzano en el choque ante el Sevilla y la corriente de que los árbitros no se lo están poniendo nada fácil al Atlético empieza a calar entre la hinchada madrileña. El equipo no quiere entrar en ello. Koke, como capitán, seguro que puede hablar a sus compañeros de lo sucedido en la temporada 2013-14. El equipo ya sabe jugar con la presión que supone luchar por el título.