ELECCIONES AFE

Se suspende el recuento en AFE hasta el jueves, con Aganzo en ventaja, ¡por agotamiento!

Tras cotejar los 5.100 votos por correo para elegir a Aganzo o Toquero, la Mesa Electoral ha suspendido el escrutinio por "indisposición" de uno de sus miembros.

Se suspende el recuento en AFE hasta el jueves, con Aganzo en ventaja, ¡por agotamiento!

El recuento de los votos en las elecciones a la Junta Directiva de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) se está demorando más de lo previsto, al más puro estilo americano. Pero las últimas noticias que llegan desde el sindicato darán que hablar por inquietantes. Tres días después de que se cerraran las urnas para elegir entre la reelección de David Aganzo o la llegada a la presidencia de Gaizka Toquero, sigue sin haber ganador y la Mesa Electoral, que no AFE, ha suspendido el recuento por "agotamiento" e "indisposición" de uno de sus miembros entre peticiones de que haya interventores suplentes y notarios. Hasta el momento, según diversas fuentes consultadas por AS, con casi el 50% del escrutinio, Aganzo saca una clara ventaja a Toquero en el recuento.

Así explica AFE la suspensión por parte de la Mesa:

"Mediante este comunicado, la Asociación de Futbolistas Españoles quiere informar de la situación del proceso electoral para elegir presidente y miembros de Junta Directiva:

Tras finalizar el proceso de introducción del voto por correo en la urna, comenzó el escrutinio en la madrugada del lunes.

A las 7,12 horas del lunes 12 de abril, se suspende el recuento de votos por parte del Presidente de la Mesa Electoral por motivos de agotamiento y por encontrarse uno de los miembros de la citada Mesa Electoral indispuesto, convocando a los miembros de la misma e interventores para proseguir el recuento el próximo jueves 15 de abril a las 14:00 horas.

Se procedió, por tanto, a cerrar la urna nuevamente con los votos que aún no han sido escrutados.

De igual manera, a los efectos de custodia de los votos ya escrutados, se introdujeron en distintas urnas diferenciadas, precintando las mismas y siendo custodiadas por una cámara de seguridad de grabación continuada y vigilantes de seguridad hasta que se reanude el recuento. Ambas urnas se cierran con llave de cuya custodia se hace cargo el presidente de la Mesa Electoral.

Según contempla el Reglamento Electoral de AFE, se podrán presentar reclamaciones durante dos días hábiles a partir del siguiente a la fecha de la notificación del acuerdo o de la resolución.

La Comisión Electoral deberá resolver las reclamaciones al siguiente día hábil del de la interposición del recurso o reclamación, proclamando a continuación de manera definitiva la candidatura ganadora".

Hasta ahora se han cotejado los 5.100 votos que llegaron por correo e incluso ya se habían unido a los 112 presenciales para comenzar un escrutinio que iba avanzado a buena marcha. Hay que recordar que el ganador necesita una mayoría simple. La votación presencial comenzó a las 10:00 del pasado viernes y se alargó hasta las 18:00. Del total de jugadores/as que estaban llamados a las urnas, el 6,48% pertenecen a Primera y Segunda, el 15,47% a 2ªB, el 38,82% a Tercera y categorías inferiores y el 3,36% a Primera, Segunda y Nacional femenina. De ellos, 9,31% reside en el extranjero. El 26,56% restante son retirados/as o sin equipo.

La tardanza en conocer los resultados se debe a que gran parte de los 11.908 afiliados votaron por correo y cada uno de esos sufragios debía cotejarse bien (que no contarse) antes de ponerse a apuntar a qué candidatura, la de Aganzo o Toquero, va cada voto. Los sufragios de los jugadores y jugadoras que solicitaron hasta el 18 de marzo pronunciarse a distancia, tras recibir toda la documentación pertinente por mensajero, fueron incluidos en un sobre que, a su vez, iba dentro de otro más grande con los requisitos indispensables para poder votar por correo (DNI, autorización, dirección y aprobación de la notaría, etc.) y que cada uno entregó al mismo mensajero que le llevó la documentación. Por tanto, una vez que se recibieron estos votos hasta el pasado 6 de abril, ahora se ha estado comprobando durante 48 horas uno a uno su legalidad para que todo se realice conforme a la ley electoral. Luego, todos juntos, respetando el anonimato, fueron añadidos a la urna con los votos presenciales para recontar, ya sí, a quién se suma cada papeleta. Esta suspensión podría venir acompañada estos días por alguna impugnación.

Victoria psicológica hasta ahora

Después del multitudinario voto por correo, el pasado viernes fue el turno para que los dos candidatos ejercieran su derecho de forma presencial. Gaizka Toquero, el exjugador de Athletic, Alavés y Zaragoza que se retiró hace 18 meses, fue el primero en acudir a las urnas a las 12:40 horas acompañado de su equipo de confianza. Tras llegar el jueves a la capital y hospedarse en un hotel a las afueras, hizo acto de presencia sin hacer apenas ruido y acompañado de su equipo de trabajo. David Aganzo, por su parte, apareció pocos minutos después, llegando a estar a tan solo cien metros de su adversario cuando éste ya abandonaba las instalaciones. El exdelantero del Madrid acudió rodeado de su guardia pretoriana con Iker Casillas, José Antonio Camacho y Míchel a la cabeza. Ya por la tarde, pocos minutos antes del cierre de las urnas, se presentó Luis Rubiales (RFEF), al que todos han señalado, sin que él se pronuncie ni lo confirme, como el gran ideólogo de la candidatura de Toquero

Primeras elecciones con dos candidatos

Por fin hay algo de emoción tras 43 años de historia de AFE. Desde que Quino venció a Ángel María Villar en 1978 siempre ha prevalecido la candidatura única. El primer presidente estuvo hasta 1982, aunque fue relevado un año por Asensio. Luego llegó Iriarte. Ahí, los jugadores sí votaron ya que, pese a ser el único candidato, se cuestionó su legalidad por haber permanecido como miembro de la junta gestora. Gerardo González le sucedió (1988) hasta que retiró su candidatura en 2010 por desconfianza con su directiva, por lo que dejó el camino libre a Rubiales. El presidente de la RFEF nombró a Aganzo, con el que ha enfriado su relación, para sucederle y luego la Asamblea le ratificó con una abrumadora mayoría.