REAL MADRID-BARCELONA

Piqué supera la prueba a medias: sólo puede jugar infiltrado

El central se entrenó este jueves con el grupo y las sensaciones fueron contradictorias: sigue con dolor, pero más soportable. La única solución es pincharse.

Piqué supera la prueba a medias: sólo puede jugar infiltrado
fc barcelona DIARIO AS

Aún no hay decisión definitiva sobre Gerard Piqué. Tal como adelantamos en AS, el central catalán se probó este jueves en la sesión matinal del equipo para comprobar el umbral de dolor que podía soportar en la rodilla derecha. Las conclusiones al final del entrenamiento fueron del todo contradictorias: el dolor se mantiene, pero con una intensidad menor, lo que permite abrir una puerta a la posibilidad de que finalmente el central catalán reciba el alta y entre en la convocatoria para el Clásico.

En todo caso, la única opción de que Piqué juegue ante el Real Madrid este sábado es infiltrándose en la rodilla derecha, con el fin de mitigar el dolor y que pueda jugar en las mejores condiciones posibles. La infiltración es asumir un riesgo altísimo de una nueva recaída o empeoramiento del esguince del ligamento lateral interno, ya que el ‘pinchazo’ es un analgésico contra el dolor, pero en ningún caso mejora la lesión, por lo que podría llegar a ser contraproducente.

La decisión la tomarán los técnicos, los médicos y el propio Piqué al final de la sesión de este viernes, ya que el propio jugador ha pedido probarse de nuevo, con la esperanza de que el dolor en la rodilla siga remitiendo.

En cualquier caso, los antecedentes invitan a pensar que Ronald Koeman no está dispuesto a asumir más riesgos. Sobre todo tras las informaciones que aseguran que el técnico holandés no salió nada satisfecho de su apuesta por adelantar los plazos de regreso de Piqué para que pudiera jugar la ida de los octavos en la Champions ante el PSG. Según afirman estas fuentes cercanas a Koeman, Piqué estaba falto de ritmo y dio un paso atrás en la línea defensiva por temor a ser superado, lo que echó al equipo dentro del área de Ter Stegen, con nefastos resultados para el equipo.

Así pues, dadas todas estas circunstancias, parece muy difícil que Piqué esté el sábado en Valdebebas, sobre todo teniendo en cuenta que dentro de una semana el Barcelona tiene una final de Copa y que el equipo está funcionando bastante bien en la línea defensiva, y más aún tras la apuesta por los tres centrales, y con el comodín Ronald Araújo en la recámara.

Además, Koeman recupera para el Clásico una pieza importante en su pizarra, sobre todo por su polivalencia: Sergi Roberto. El de Reus recibirá, por fin, el alta este viernes y entrará en la convocatoria tras estar dos meses más de baja por culpa de una recaída. De hecho, los números del canterano esta temporada son especialmente discretos: 12 partidos y 889 minutos, con el agravante de que en los últimos cuatro meses sólo ha jugado dos partidos y ninguno completo: Athletic (23 minutos) y Granada (56).