ITALIA

El mejor Dybala, 87 días después

El argentino regresaba con la Juventus tras estar de baja casi tres meses por una lesión de rodilla. En el primer balón que tocó marcó el 2-0 ante el Nápoles. Su futuro como bianconero, una incógnita.

El mejor Dybala, 87 días después
MASSIMO PINCA REUTERS

Le bastaron 4 minutos a Paulo Dybala para regresar por todo lo alto de lo más oscuro. 87 días después de su último partido con la camiseta de la Juventus, el crack argentino regresaba al verde para derribar al Nápoles y de paso salvar el puesto al técnico Andrea Pirlo. En el primer balón que tocó se reencontró con las mieles del gol. "Fue una liberación para él a estos tres meses", comentó Andrea Pirlo. 

Dybala sustituía a Álvaro Morata en el minuto 69 y en el 73 realizaba una sensación jugada personal, adornada con una rosquita marca de la casa, para dar un respiro a la Vecchia Signora (2-0) cuando más lo necesitaba. No estaba siendo un año fácil para el argentino que estaba en el dique seco desde el 10 de enero (su último partido fue ante el Sassuolo) por un problema en el ligamento colateral medial de la rodilla izquierda. Casi tres meses de baja que apenas le han dejado jugar 17 partidos esta temporada al atacante.

"Cuando cuentas con un jugador como Dybala tratas de hacerle jugar lo más posible, lamentablemente nunca le tuvimos este año. Es un valor añadido para cualquier equipo y lo es también para el Juventus", explicó Pirlo tras el regreso de Dybala. Un gol que sirve de tabla de salvación para un Dybala, que tras 87 días lesionado y muy cuestionado en el entorno de la Vecchia Signora por la famosa cena en casa de McKennie, empieza a ver la luz otra vez. Ésta Juventus, en depresión, necesita de su brillante pierna izquierda.

Su futuro, una incógnita

"Tiene un año de contrato, queda tiempo, esperemos que podamos quedarnos con él". Dybala acaba contrato con los de Turín el 30 de junio de 2022 y todavía no ha renovado. A sus 27 años, las especulaciones en torno a su figura lejos de la Serie A se han disparado. En el pasado el Manchester United pujó con fuerza por sus servicios. También se habla de un intercambio con el PSG por Icardi. Lo cierto, que la Juventus está atada de pies y manos por su complicada situación financiera para afrontar una dura negociación con el argentino. Aún así a Dybala le quedan tres escenarios posibles: aceptar una oferta de renovación de la Juve (condicionada a sus actuales recursos financieros); acabar el contrato en 2022 e irse libre o pedir salir este verano en un traspaso hacía otro equipo. El sudamericano tiene la sartén por el mango.