FÚTBOL FEMENINO

Granadilla y Madrid CFF, el éxito de los clubes independientes

Ambas entidades carecen del respaldo de una gran estructura masculina. Pese a ello, han logrado colarse entre los candidatos a clasificarse para la Champions.

CHIKWELU Y GAVIRA, DURANTE UN MADRID CFF VS GRANADILLA.
PEPE ANDRES DIARIO AS

Madrid CFF y UD Granadilla Tenerife Egatesa son las dos grandes revelaciones de la Primera Iberdrola. De la capital española a Tenerife, las sensaciones y los resultados en esta temporada están siendo muy positivos. Y con ellos se alimentan las ilusiones de dos entidades independientes de clubes masculinos que buscan clavar su bandera en la Champions. No son aspiraciones desorbitadas. Con un partido menos cada uno, ambos ante el invicto Barça, están a cinco y seis puntos de la zona europea a falta de nueve jornadas para que concluya la Liga.

Conseguir el billete para la Champions sería histórico para cualquier de los dos. Ambos lideran el éxito de los clubes independientes en un fútbol femenino que mira a su Liga profesional en la próxima temporada. Pero, no conseguirlo no sería sinónimo de fracaso ni en Matapiñonera ni en La Palmera. El mero hecho de estar peleando por ello ya ha roto con sus planes, en el sentido positivo del cambio.

Los dos equipos son conscientes de que su poder económico es inferior al de club como Real Madrid, Levante o Barcelona, que ocupan las tres primeras plazas y que están respaldados por grandes clubes masculinos. Sin embargo, quieren reivindicar su trabajo a base de mucha hambre de éxito no sólo en Liga, sino que también en Copa, donde se medirán a Real Madrid y Levante, respectivamente. Tanto madrileñas como canarias buscarán también el pase a semifinales en el torneo copero, donde ambicionan su primer título histórico.

El Madrid CFF, con una cantera femenina puntera en Europa

Fundados en 2010 y 2013, respectivamente, Madrid CFF y Granadilla tienen en su mano hacer historia tras cuatro y seis temporadas en la élite. Y lo hacen con proyectos puramente femeninos que han tomado gran valor social en las zonas donde se encuentran. Destaca en el caso del Madrid CFF su potencial cantera femenina, considerada como la más grande de España y una de las punteras en Europa. En total, el club presidido por el empresario Alfredo Ulloa suma más de una veintena de equipos federados. Un hecho que le hace ser referente en el apoyo al fútbol base femenino. 

Por su parte, el Granadilla quiere también superar su mejor resultado histórico en Liga, donde en 2018 y 2019 ya pisó los primeros puestos de la tabla con una cuarta posición en ambas temporadas. También alcanzó las semifinales de Copa en 2017 y 2018, registros que quiere mejor en pro de una primera final para las conocidas como 'guerreras'. Hace apenas un año, cuando la COVID-19 provocó un confinamiento total, el presidente del Granadilla, Sergio Batista, expuso a AS una de las claves en la gestión de su club.

"No cabe duda de que la situación es distinta con los equipos que tienen respaldo de una entidad masculina y estamos en clara desventaja. Nosotros podemos presumir de tener una buena gestión económica, basándonos en la austeridad. Intentamos gastar menos de lo que presumimos ingresar y así no tener contratiempos económicos. Creo que esta temporada y la que viene podemos afrontarlas sin ningún problema", declaró Batista.

Cinco clubes independientes en la Primera Iberdrola

Madrid CFF y Granadilla no son los únicos clubes independientes en la máxima categoría del fútbol femenino español. Hay otros tres equipos más que no cuentan con una gran estructura masculina tras su ser: Sporting de Huelva, EDF Logroño y el Civitas Santa Teresa Badajoz. Este último acaba regresar al olimpo de la categoría femenina y lucha por subsistir en Primera, ocupando una de las zonas de descenso.

También pelea por mantenerse en la élite el Logroño, que subió a la Primera Iberdrola en 2018 y que ha firmado un acuerdo histórico en la última semana con DUX. El club riojano ha firmado un acuerdo con Team DUX Gaming, del que son socios jugadores como Courtois (Real Madrid) y Borja Iglesias (Betis), con el que el club de eSports entrará en la sociedad del EDF Logroño. La alianza se hará efectiva el próximo verano cuando juntos preparen la temporada 2021/22 donde el club competirá como DUX Logroño, compartiendo escudo, colores y equipación con los jugadores de esports.

Por su parte, el Sporting de Huelva presume de cumplir hasta 15 temporadas en Primera, donde también lucha por seguir atando la salvación (está a seis puntos del descenso). Fundado en 1979, el club andaluz ganó su primer gran título en 2015, cuando sorprendió a todos ganando el trofeo de la Copa de la Reina. Tanto onubenses como riojanas y extremeñas no tienen opción de pelear por ningún título. Su triunfo este año estará en mantenerse en la élite, donde darán el salto a la Liga profesional con el orgullo de haber peleado sin el respaldo de un gran club masculino.