CASTILLA 1-EXTREMADURA 1

Raúl y su Castilla son de hierro

El filial blanco tiró de bravura y casi logra ganar en inferioridad al Extremadura, pero encajó el empate en el 89'. Con todo, a Vallejo le sacaron el 2-1 sobre la línea en el descuento...

Este Castilla de Raúl los tiene, perdón por la rancia expresión, bien puestos. El filial blanco inició la segunda fase en Segunda B, la que puede culminar en ascenso, con fuerza y mostrándose como lo que es, un candidato claro a verse en Segunda. El Extremadura apareció en Valdebebas con veteranía, bien armado y también con pelaje competidor, pero tuvo que esperar al minuto 89 para lograr empatar un partido que casi le gana el Castilla y eso que el filial estaba en inferioridad por la roja a Gutiérrez. Pero si Raúl lo ordena, este Castilla embiste. Otros se contentarían con el empate y gracias. Los chavales castillistas aún estando con diez y con ese palo se lanzaron a por el triunfo y a Hugo Vallejo le sacaron el 2-1 en el descuento. Un Castilla indómito.

Tuvo que hacerlo ante el conjunto de Almendralejo, de prestaciones en forma de puntos parecidas al Castilla y con el poderío físico de Emmanuel y las tablas de Casto, Kike Márquez y Rubén Mesa. Solidez que empujó el partido a una primera parte en tablas donde sólo los porteros intervinieron una vez. Cierta sosez que se iba a terminar muy rápido a la vuelta del refrigerio en el vestuario. Gutiérrez sin mala intención midió mal y pisó a un rival azulgrana; era la segunda amarilla y Palencia Caballero no mostró clemencia. Una roja que abría expectativas para los visitantes hasta el punto de que Fuidias tuvo que emplearse con un paradón a Saúl en el 52'.

La amenaza era tan latente que el Castilla hizo la táctica de la tortuga y apostó por las contras y la velocidad de sus piernas. También a sus jugadores más activos. Y si hay uno que atraviesa un momento de frenesí, ese es Latasa. Cazó al Extremadura cuando menos lo intuía el conjunto de Mosquera. Es el quinto gol del atacante de la máscara y ha tomado la delantera a Hugo Duro. En prestaciones y en la mente de Raúl. Los dos nueves salieron de inicio juntos pero cuando Raúl reestructuró el equipo para colocar a Pablo Ramón de tres, el sacrificado fue Duro. Significativo.

Cabezonería castillista hasta el final

En esas que el Extremadura se veía perder y encontró el gol de una manera diabólica, con un gol en el minuto 89 de Kike Márquez en el que no se sabría discernir qué parte de arte y qué porcentaje de fortuna hicieron la mezcla. Un gol que sacó al Castilla cabezón. El que en vez de irse al córner a perder tiempo decidió montar otra contra más en el descuento, con Casto y un zaguero evitando el 2-1 en la misma línea de gol. Pese a la simbología de la acción, el Castilla no murió en la orilla. Ganó un punto que le supieron a tres por lo anímico y porque se mantiene precisamente por delante del Extremadura. El plan de Raúl sigue intacto.

RESUMEN

Castilla: Fuidias; Santos, P. Ramón, Chust, Gutiérrez; Blanco; Marvin, Dotor, H. Vallejo, Hugo Duro y Latasa (Gila, 53').
Extremadura: Casto; Saúl, Fran Cruz, D. Pérez, Emmanuel; Elías, Toribio, Pastrana, Kike Márquez, Nico Hidalgo; Rubén Mesa
Goles: 1-0 (60'): Latasa. 1-1 (89'): Kike Márquez.
Árbitro: Palencia Caballero, comité vasco. Amonestó a Elías, Toribio, Emmanuel y Miguel Gutiérrez. Expulsó por donle amarilla a Gutiérrez (minuto 49).