BARCELONA

La hoja de ruta de la renovación de Messi con el Barça

Prioriza el proyecto deportivo. Las conversaciones entre el argentino y Laporta pueden arrancar antes de la llegada de Jorge Messi. La decisión puede estar tomada antes del final de LaLiga.

Messi tiene hoja de ruta y claros los pensamientos sobre su posible renovación con el Barça. Para empezar, el argentino, que ha tenido unos días para descansar y tomar oxígeno en una temporada en la que lo está jugando casi todo, quiere estar muy centrado en lo deportivo. Tiene a tiro su undécima Liga (a una del récord de Gento), su octavo trofeo de máximo goleador de la competición y su séptima Copa, que le igualaría a Gainza.

Por el camino, tratará de ir avanzando en una negociación en la que, como ya es conocido, priorizará el proyecto deportivo del Barça 2021-22. Messi es consciente de la situación económica del club, más ahora tras la pandemia, y aún así primará el proyecto deportivo por encima de todo. Lo que quiere ver en Laporta es la ambición de un proyecto que, como ha dicho el presidente, devuelva la Champions al Barça. El club azulgrana no es campeón de Europa desde 2015.

El inicio de las conversaciones para la renovación de Messi no están pendientes únicamente de la llegada de Jorge Messi, que aún no está en Barcelona. De hecho, podrían producirse encuentros entre el jugador y el presidente sin necesidad de que Jorge esté en la Ciudad Condal y con casi toda seguridad la decisión del argentino estará tomada semanas antes del final de LaLiga. Algunas fuente llegaron a afirmar que el asunto de la renovación podría ir más rápido de lo que muchos esperaban, pero de momento no ha trascendido ningún avance en las mismas.

Fuentes próximas al club también admiten que habrá que convencer al jugador con un buen contrato que podría ser vitalicio. Unir la marca Messi con la marca Barça de por vida siempre fue un objetivo de los tres candidatos a la presidencia. Laporta mantiene esa idea. Messi podría tener un sueldo vitalicio con el Barça que permitiría diferir ciertos pagos, entre ellos los que ahora se le adeudan. Messi sólo dejaría de cobrar del Barça los años que jugase fuera del club azulgrana si decide terminar su carrera profesional en Estados Unidos o Qatar.