REAL MADRID

Bale amenaza con volver

“El plan original era solo hacer una temporada en los Spurs, y luego, después de la Eurocopa, me quedaba un año. Mi plan es volver".

Gareth Bale (31 años) sigue acaparando los focos. Nunca se han apartado de él a pesar de dejar la disciplina del Real Madrid. Su temporada en el Tottenham de la mano de Mourinho está siendo una auténtica montaña rusa. Pero lo cierto es que aún tiene contrato con la entidad blanca hasta 2022, que su sueldo (30 millones de euros brutos) es una gran losa para los planes de futuro de la entidad blanca y que el propio jugador amenaza con volver: “El plan original era solo hacer una temporada en los Spurs, y luego, después de la Eurocopa, todavía me quedaba un año en el Real Madrid. Mi plan es volver y eso es lo que tengo en mente, para ser honesto”.

Blanco y en botella. Por la cabeza de Bale no pasa otra cosa que volver al Real Madrid el próximo verano. El Real Madrid tendrá que soportar su salario en la masa salarial y el de Hazard, al que parece complicado de recuperar (su segunda operación en el tobillo tras la entrada de Meunier deja muchas dudas sobre su futuro). En total, 60 millones de euros en la masa salarial de la plantilla que, prácticamente, se marchan al limbo.

Bale se enfrenta este miércoles a Bélgica en partido de clasificación para el Mundial de Qatar 2022. Según ha podido saber este periódico, el jugador galés tiene muchas esperanzas depositadas en esa competición, que quiere que sea su último gran torneo antes de mirar hacia otra Liga menor (Estados Unidos), a la que se iría ya habiendo terminado su contrato con el Real Madrid (que expira, precisamente, en 2022) y a coste cero.

"La razón principal por la que vine a los Spurs este año fue que, obviamente, quería jugar al fútbol en primer lugar, pero estando en puertas de la Eurocopa, quería ir a ese torneo en perfecto estado de forma”, ha dicho Bale en conferencia de prensa este martes, demostrando que su participación con la selección del Dragón sigue siendo fundamental para él y que le da absoluta prioridad. Los dirigentes del Madrid ya lo pudieron comprobar desde 2013, cuando fichó por el equipo blanco por 101 millones de euros.

A pesar de tener una temporada irregular, los números de Bale dejan en evidencia a los de cualquier delantero del Madrid, y son equiparables incluiso a los de Benzema habiendo jugado mucho menos. Ha marcado Bale 10 goles y dado 3 asistencias en los 25 partidos que ha jugado con el Tottenham. Marca cada 128 minutos. Benzema lo hace cada 119 minutos (23 goles y seis asistencias en 32 partidos). De cualquier manera y según recuerda el propio jugador galés, Bale pertenece al Madrid, hasta 2022, y su idea es volver.