CHAMPIONS

La UEFA cedería a los clubes parte del pastel económico de la Champions a partir de 2024

Según The Times, la ECA tendría la misma voz que la UEFA sobre los términos de los futuros contratos comerciales con el fin de eliminar la idea de una Superliga europea.

La UEFA cedería a los clubes parte del pastel económico de la Champions a partir de 2024

La UEFA tiene muy avanzado un acuerdo con la ECA (Asociación de Clubes Europeos) para repartir los ingresos de la Champions y frenar de este modo la idea de la Superliga europea. Según informa este viernes el Financial Times, la UEFA se prepara para compartir el control de una SuperChampions con los clubes representados a través de la ECA, que representa a más de 200 equipos europeos. Así controlarían todos los derechos televisivos y de patrocinio de competiciones como la Champions League y la Europa League.

En la actualidad, las competiciones europeas de clubes en Europa las controla sólo la UEFA, distribuye alrededor de 3.250 millones de euros en premios e ingresos televisivos. La Champions League es la principal fuente de ingresos. El nuevo modelo supondría un cambio fundamental en la forma en que se rigen las principales competiciones de Europa. Las conversaciones están diseñadas, en parte, para evitar un plan alternativo de 6.000 millones de dólares respaldado por JPMorgan para lanzar una Superliga, que está siendo promovida por algunos clubes líderes como Madrid y Barça y criticada por la FIFA y LaLiga, entre otros muchos organismos.

Detalles del formato organizativo

Según la información del Financial Times, estos cambios en el nuevo formato de la Champions se producirían a partir de 2024. En 2017, se creó una empresa llamada UCC SA para permitir que la ECA asesorara a la UEFA sobre la mejor explotación de los ingresos televisivos y de patrocinio. Este nuevo modelo prevé una nueva estructura para la UCC SA o una empresa completamente nueva, según apunta el medio británico. En cualquier caso, la ECA tendría la misma voz sobre los términos de los futuros contratos comerciales. Las decisiones sobre todas las cuestiones deportivas, como las reglas y el formato de las competiciones, seguirán siendo competencia de la UEFA.