BARCELONA

Joan Laporta consigue el aval para ser presidente del Barça

El presidente electo ha reunido los 124,6M€. Detrás de la garantía está el Banco Sabadell. Cuando LaLiga dé el OK, tomará posesión, quizás este miércoles.

Joan Laporta ha conseguido reunir el aval con los 124,6 millones de euros requeridos (el 15 % del presupuesto) requeridos y podrá tomar posesión del cargo de presidente del Barça, después de que se hayan vivido horas frenéticas contra el cronómetro para confirmar financieramente su victoria en la urnas del pasado día 7 de marzo. F¡inalmente, elpacto con la empresa Audax de energías renovables que e habia roto en la noche del lunes se recompuso sobre la bocina. Detrás de la garantía está el Banco Sabadell y no se ha recurrido al fondo de riesgo estadounidense que propuso Jaume Giró en un principio. Ahora LaLiga tiene que dar el visto bueno y podría tomar posesión este miércoles por la tarde.

El Barça vivió un martes al límite. Y es que si antes de de la medianoche del miércoles LaLiga no recibía la documentación y confirmaba de manera solidaria entre toda la junta, una junta gestora volvería a hacerse cargo del club para convocar un nuevo proceso electoral. Preguntado este martes al mediodía por GolTV por si ya tenía el aval, Laporta contestó: "Sí, sí". Pero LaLiga no ha recibido nada.

El artículo 54 de los Estatutos del club dicta que: "Si el proceso electoral ha sido iniciado por la Comisión Gestora por causa del cese anticipado del mandato de la Junta anterior, la nueva Junta elegida deberá tomar posesión dentro de los diez días naturales siguientes a la fecha de la elección. En caso de que la ley exija la prestación de aval, antes de la toma de posesión, la nueva Junta elegida deberá haber formalizado el aval de la manera que exige la normativa vigente. En caso contrario, no se producirá la toma de posesión de la Junta elegida y se considerará vacante este órgano de gobierno, con lo cual se constituirá automáticamente la Comisión Gestora”.

El único concurrente a los comicios que estaba exonerado de presentar el aval era Jordi Vilajoana, ya que formó parte de la junta aliente hasta el último momento y esta cerró su ejercicio con beneficios. El resto de aspirantes debían de presentar un aval que cubra solidariamente el 15% del último presupuesto del club.

En principio, Laporta aseguró tener apalabrado este aval, pero la renuncia el pasado domingo de Jaume Giró a seguir formando parte del proyecto ha dado un vuelco a la situación. Giró era, en teoría al menos, el hombre fuerte de la candidatura del ex presidente en el terreno económico. Ex director general de La Caixa, Giró se bajó del barco una semana después de ganar la elecciones y desde entonces Laporta busca directivos y capitalista que cubran un aval que ejecutaría el Banc Sabadell, pero que necesita un contra aval externo más allá del patrimonio de los directivos.

Según diversas informaciones, los miembros de la junta de Laporta llegarían a cubrir 50 millones del aval, por lo que faltarían más de 70. Laporta contactó para cubrir este agujero con el fondo de inversión norteamericano HPS Partners, que quedó descartado una vez entró en escena la empresa Audax, de energías renovables que preside José Elías. Como que Elías no cumple las condiciones para ser directivo (no tiene la antigüedad de socio requerida) sería Eduard Romeu, su mano derecha, quien ingresaría en la junta como hombre fuerte en el campo económico.

No obstante, la negociaciones han sido complicadas. Anoche se rompieron y finalmente se recompusieron por la tarde, justo a tiempo para evitar un nuevo drama institucional. Queda por conocer los detalles del acuerdo. De momento, Romeu será vicepresidente económico defendiendo los intereses de Audax, que ha aparecido en el paisaje blaugrana.