REAL MADRID - ATALANTA | FEDERICO MAGALLANES

"Para fichar por el Madrid pasé quince días de incógnito..."

Federico Magallanes puede presumir de ser la única operación de 'mercato' que ha habido entre Atalanta y Real Madrid... pero nunca llegó a debutar de blanco. Atiende a AS desde Uruguay.

"Para fichar por el Madrid pasé quince días de incógnito..."

Federico Magallanes (Montevideo, 1976) forma parte de una reducidísima y especial especie, la de los futbolistas que ficharon por el Madrid pero nunca llegaron a debutar. Le pasó a este atacante uruguayo, que cambió la fría Bérgamo, donde despuntaba en el Atalanta, por El Madrid de los Ferraris. Hiddink no le dio bola, se fue cedido al Racing de Santander y no volvió. Atiende a AS desde Uruguay para analizar este desenlace entre el Madrid y La Dea, el club que le catapultó a Europa...

¿Qué podemos esperar tras el 0-1 de Bérgamo? No parece definitivo...

Para nada. El Atalanta lleva varios años siendo muy bueno fuera de casa, casi siempre marca y el Madrid tendrá que estar atento. Se van a jugar el todo por el todo. La ida estuvo marcada por esa roja que condicionó psicológicamente al Atalanta, pero han visto que pueden jugar de tú a tú al Madrid.

Vayamos al año 1996, cuando usted salta del Peñarol al Calcio, a aquel Atalanta...

Fue un cambio brutal en lo personal, lo profesional y lo económico. Otro mundo. Llegué a Bérgamo y la vida era tan diferente... A las tres de la tarde ya era de noche. Y entonces no había Internet ni móviles...

Vamos, que se aburría.

Bastante, sí (ríe).

¿Ha cambiado mucho La Dea de su época a este club actual que se codea con los grandes?

Económicamente siempre han ido bien. En mi época estaban Inzaghi, Lentini, Morfeo... Es cierto que ahora se han superado, han encontrado la clave. El salto me recuerda al que dio el Sevilla.

De Bérgamo al Real Madrid. ¿Cómo se enteró?

“No llegué con el cartel necesario para tener partidos en el Madrid”

Federico Magallanes, en AS

Estaba en Ibiza con Paolo Montero, que es el padrino de mi hija. Me acuerdo como si fuera hoy. Me dijo que me preparase para ir a Madrid. Tuve que estar oculto en un hotel.

¿Perdón?

Sí, estuve quince días allí metido en un hotel hasta que se cerrara la negociación. Hasta que no se firmaron los papeles, ya sabe. No podía salir porque yo estaba... como que no estaba en Madrid. Estaba por así decir de incógnito, camuflado (ríe).

Eso hoy en día, con las redes sociales, parece un imposible...

Hoy a los 30 segundos ya se habría sabido todo...

Y por fin le dan luz verde, pero dice Hiddink en público que no sabe quién es Magallanes.

El cromo de Magallanes en el Real Madrid de la temporada 1998-99.

A mí lo que me dijo es que no me iban a inscribir en la Champions. Para jugar sólo en la Liga española decidí irme. No estaba preparado para fichar por el Madrid. Fue una cosa que se sacó Paco Casal de la galera (chistera). Al final me fui cedido al Racing.

Dice que no estaba preparado. ¿Era algo mental?

¡No, qué va! Yo jugué en el Peñarol, que igual hay hasta más presión que en el Madrid porque la hinchada es muy brava. No tenía el cartel futbolístico necesario para ir al Madrid y poder tener los diez partidos necesarios para mostrarme. Eso fue.

¿Y cómo deja el club blanco?

No me acuerdo bien, pero creo que rescindimos el contrato justo después de aquel año cedido.

¿Le queda la espina de no haber jugado siquiera un partido?

“Fede Valverde e retirará en el Madrid; Zidane confía en él a morir”

Federico Magallanes, exfutbolista de Atalanta y Real Madrid

Me habría gustado, pero son cosas de la vida. Tampoco por algo así te puedes morir.

Hábleme de su compatriota y también tocayo, de Fede Valverde.

Va a terminar su carrera en el Madrid salvo que pase algo raro. Zidane confía en él a morir. Es un jugador grandísimo y lo seguirá demostrando, no tengo dudas.

Mójese, déme un pronóstico.

No se juega en un Bernabéu lleno. No es lo mismo. El Madrid es favorito, pero que no se confíe porque no anda bien...

'El Pelusa', héroe nacional y un enamorado de Santander

Federico Magallanes parecía dispuesto a conquistar el mundo pero su carrera no terminó de acompañar esa fuerza inicial. "A Federico le vi en un Preolímpico con la selección Juvenil de Uruguay en 1996 y fue el mejor. Tenía una zurda increíble, pero luego sería una de mis mayores decepciones...". Así narró en AS hace dos semanas Nicola Radici, el director deportivo del Atalanta en los años 90, el fichaje del atacante charrúa por el club bergamasco. Un fichaje destinado a sacar un filón en la reventa (como hicieron con Vieri e Inzaghi) y que terminó en el Madrid de Lorenzo Sanz por 400 millones de las antiguas pesetas (2,3M€). Un paso por Chamartín tan fugaz que pareció un truco de David Copperfield.

En Santander, donde reinició su carrera, le fue mucho mejor a un Magallanes que sigue teniendo casa allí y va cuando sus actividades profesionales (es agente de futbolistas) se lo permiten. "Justo antes de esta entrevista hablé con unos amigos de allá", cuenta.

Racing, Venecia, Torino, Sevilla, Eibar, Dijon y Mérida fueron los destinos del Pelusa, como se le conoce en su país. ¿Por Maradona? "Ojalá fuera por él, por cómo era como futbolista", responde riendo. "Me lo puso un periodista uruguayo y así se quedó". Si Maradona tocó cielo contra Inglaterra, Magallanes lo hizo frente a Brasil. En 2001 fue el autor del gol que le dio a la celeste el último triunfo contra la canarinha. Como el navegante del mismo apellido ilustre, Magallanes hizo historia...

Magallanes celebra un gol con Uruguay a Chile, en 2001.