COPA | BARCELONA 3-SEVILLA 0 (3-2)

Pendientes de Piqué y Dembélé

Los dos jugadores acabaron el partido con molestias. Preocupa sobre todo el estado de la rodilla derecha del central, aunque el propio Koeman restó gravedad al percance.

El Barcelona tuvo que pagar un precio muy caro por la gran remontada ante el Sevilla (3-0) ya que dos de sus jugadores más importantes acabaron el encuentro con evidentes problemas físicos. Tanto Ousmane Dembélé, que tuvo que ser sustituido al notar un pinchazo en el gemelo de su pierna izquierda, como Gerard Piqué, en un giro brusco en su rodilla derecha, fueron las grandes víctimas del enorme esfuerzo que desplegó el equipo en estas semifinales.

En cualquier caso, dentro del club la mayor preocupación es entorno a la figura de Gerard Piqué: el central venía de una lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha que le había dejado casi tres meses fuera de los terrenos de juego. En cualquier caso, fue el propio Ronald Koeman el primero en tranquilizar a la parroquia: “Me han dicho que no es la misma lesión, por lo que habrá que esperar las pruebas a ver qué dicen y si en tres días puede estar ya disponible”. También se mostró relativamente tranquilo Ter Stegen, que dejó claro que “si ha seguido en el campo no creo que sea muy grave”.

Por su parte, Dembélé sufrió un pinchazo en el gemelo de la pierna izquierda cuando intentó un remate fuera del área. Rápidamente el jugador se tocó la zona posterior inferior, con evidente gesto de dolor, aunque siguió en el campo, pero sí hacer esprintes para evitar que la cosa fuera a mayores.

Los dos jugadores se someterán a pruebas este jueves para comprobar el alcance de sus respectivas molestias. En el club se confía que los dos jugadores estén disponibles para el partido ante el Osasuna, aunque se deja claro que hasta conocer los resultados de la resonancia magnética será imposible hacer un diagnóstico y pronóstico más preciso.