TENERIFE

Una visita que garantiza goles

Es curioso, pero a lo largo de los años, no existe ningún 0-0 en los 26 duelos oficiales jugados en La Romareda con el Tenerife como rival.

Una visita que garantiza goles
ALFONSO REYES DIARIO AS

Otra cosa no se sabe, pero La Romareda se garantiza goles cada vez que le visita el Tenerife. Es que ninguno de los 24 partidos de Liga y los dos de Copa del Rey terminaron 0-0. No en vano, los tinerfeños han convertido 28 veces y los aragoneses, 46. El duelo con más emociones fue el 6-2 de noviembre de 1993 cuando Higuera, Esnaider, Solana y compañía le hicieron media docena al portero blanquiazul Ochotorena. Aquel año, los blanquillos acabaron terceros y se llevaron el Trofeo del KO.

Otro encuentro con alternativas fue el 3-3 de septiembre de 1989. Rommel Fernández, Quique Estebaranz y Toño adelantaron tres veces a los de Vicente Miera, pero los locales siempre se rehicieron para igualar (Salillas, Pardeza e Higuera amargaron la fiesta tinerfeña) un duelo sin tregua.

A los aficionados del Tenerife les vienen a la memoria algunos buenos recuerdos de Zaragoza. Si bien se ha perdido más de lo que se ha ganado allí, hay victorias en La Romareda que no han pasado desapercibidas: por ejemplo la del hat-trick de Veljko Paunovic en 2003, el 2-3 de la temporada 14/15 o la última alegría allí, en junio de 2017.

En ese choque, Omar Perdomo y Carlos Ruiz (1-2) le dieron la victoria a los tinerfeños en la última jornada de aquella campaña en la que el club se quedó a un gol del ascenso a Primera División con Martí.

La otra, el 3 de noviembre de 2014, se ganó por 2-3 gracias a los dos goles de Diego Ifrán y al penalti convertido por Vitolo. Ese encuentro estuvo rodeado de datos curiosos, entre ellos que se debió jugar en lunes por una huelga de empleados del Zaragoza. Otro fue que los insulares tuvieron problemas con sus pantalones (al igual que en su anterior visita) y utilizaron los de la tercera equipación, pese a jugar con la del aspa.

Las demás alegrías tinerfeñas allí fueron en 1991 (0-1 con gol de Rommel Fernández) y en octubre de 1995 (0-2, con tantos de Pizzi y Pinilla). La última vez que los isleños puntuaron fue gracias al agónico gol de Bryan Acosta, en el minuto 95, que neutralizó el gol inicial de Javi Ros. Tras el encuentro, el entrenador local, Idiákez, fue destituido.

El duelo más reciente se jugó el 17 de agosto de 2019 y una vez más, hubo goles. Era la primera jornada de esa temporada que acabó con triunfo local por 2-0 gracias a Luis Suárez y otro de Javi Ros, de penalti.

Folch: "Que no haya público el sábado, es un punto a favor"

Ramón Folch se enfrentará el sábado al rival que más veces ha tenido enfrente a lo largo de su carrera. Han sido un total de once las veces que el medio se midió al Real Zaragoza con un balance regular: tres victorias, otros tantos empates y cinco derrotas. Uno de esos triunfos ocurrió en La Romareda y fue especial ya que lo hizo con el Elche (0-1) en el Playoff de ascenso de la temporada pasada.

Y no quedan ahí los buenos recuerdos para el catalán ya que la primera vez que visitó ese mítico campo anotó los dos goles con los que el Reus rescató un importante punto (2-2), en noviembre de 2016. "Es un estadio muy bonito y es una pena que no pueda ir su afición. Que tengan a su gente es un punto a favor nuestro", reconoció el futbolista en los medios oficiales del Tenerife.

Mirando ya al presente, el jugador destacó que de conseguir la victoria serían "tres puntos que nos reforzarían muchísimo. Ellos están en una situación difícil, pero creo que merecen más puntos de los que llevan y por eso no nos podemos relajar porque es muy buen equipo", avisó.

Folch se ha acomodado en el equipo titular tras un inicio algo dubitativo. "Estoy contento por la confianza que me está dando, intento ayudar en cada entrenamiento y aportar desde el once", explicó. De Ramis destacó que tiene las ideas muy claras "y nos las transmite. Confía mucho en nosotros, quiere sacarnos el máximo, si lo hacemos estamos cerca de la victoria".

Por último, también habló del factor Heliodoro. "Es una pena que no nos puedan ver en directo. Me ha tocado sufrirlo como visitante y es una afición que te lleva en volandas. Nosotros haremos lo máximo posible para que ellos se sientan satisfechos", relató.