ATLÉTICO DE MADRID-REAL MADRID

Trippier y Carrasco vuelven al once; Llorente jugará en punta

Simeone comenzó a probar el once para recibir al Real Madrid en un derbi clave por LaLiga. El Cholo podría regresar a un 4-4-2 con Hermoso de lateral.

El Atlético volvió al trabajo tras haber descansado el martes y Simeone comenzó a probar el once de cara al derbi contra el Real Madrid, un partido clave en la lucha por el título de Liga. El Cholo tiene de vuelta a Trippier y Carrasco, el primero tras culminar la sanción de la FIFA que le ha tenido fuera los últimos nueve partidos y el segundo recuperado del golpe sufrido en el Ciutat de Valencia y que le ha impedido participar en los tres últimos encuentros.

Y los dos regresarían directamente al once. El Atlético se ha instaurado en la línea de tres centrales, pero en el derbi podría regresar al 1-4-4-2 que siempre había utilizado el Cholo. La polivalencia de Hermoso le permite situarse de lateral izquierdo o volver a formar línea de tres centrales con Felipe y Savic, algo que ya intercaló en el partido contra el Villarreal. Con Lemar al margen, trabajando con un recuperador en un campo alternativo, Simeone ideó un once donde Llorente acompañaría a Suárez en ataque como ya hizo durante varios tramos del partido en La Cerámica y Carrasco y Correa ocuparían las bandas.

Trippier por Vrsaljko y Carrasco por Lemar serían las dos novedades respecto al partido ante el Villarreal. Atrás, la línea defensiva estaría formada por Trippier, Savic, Felipe y Hermoso y el doble pivote lo ocuparían Koke y Saúl, con la colaboración en las bandas de Carrasco, que en cualquier momento puede pasar a jugar de carrilero izquierdo y de Correa tirado a la banda derecha, donde ante el Villarreal realizó un gran despliegue físico para colaborar en defensa. Según el once probado por Simeone, el Atlético se enfrentaría al Real Madrid con Oblak, Trippier, Savic, Felipe, Hermoso, Correa, Saúl, Koke, Carrasco, Llorente y Luis Suárez. João Félix, que volvió a marcar contra el Villarreal, esperaría su oportunidad desde el banquillo.