REAL MADRID

Las elecciones en el Madrid condicionan los fichajes

Este verano hay comicios a la presidencia de la entidad. Si alguien más que Florentino se presenta los plazos afectarán a las contrataciones.

Hay un factor más que suma incertidumbre al próximo verano del Real Madrid más allá de las apreturas económicas. Hay elecciones a la presidencia y su calendario afectará inevitablemente a ese plan de renovación previsto de la plantilla en el que se esperan grandes fichajes, como los posibles de Mbappé, Haaland o Camavinga. Los socios de la entidad (más de 90.000) no han podido ejercer su derecho al voto desde 2006, los comicios en los que salió elegido Ramón Calderón. Esa fue la última vez que se votó a un presidente en la entidad blanca. Tras la dimisión de Calderón, nadie más que Florentino se presentó a las elecciones de 2009, ni a las de 2013 y 2017…

Este verano se abrirá otra vez el proceso de elecciones a la presidencia sin que, de momento, ningún otro candidato haya mostrado su intención firme de presentarse. Pero si alguien se presentara además de Florentino y hubiera elecciones, los plazos de las mismas podrían empujar a la entidad a esperar a hacer los fichajes a después de la Eurocopa que se disputa del 11 de junio al 11 de julio. Un arma de doble filo, pues esto encarecerá o abaratará, según como les vaya en el torneo, el precio de alguna de las estrellas pretendidas, como Mbappé, Haaland o Camavinga o incluso Pogba.

Inversiones importantes.

Es costumbre en el Real Madrid que la junta directiva saliente no haga ninguna inversión desorbitada que comprometa el futuro de la entidad justo antes de abandonar el ejercicio de sus funciones. En esta ocasión, el club ya soporta el crédito de 570 millones de la reforma del estadio. Fichar a Mbappé, por ejemplo, supondría una inversión de alrededor de 580 millones en seis años si firmara por ese periodo (150 de traspaso al PSG más 430 de sueldo en el supuesto de que la estrella perciba los 72 millones brutos al año que pretende). Por su parte, fichar a Haaland supondrá una inversión en seis años (si el delantero firma por ese periodo) de 270 millones: alrededor de 150 millones de traspaso más 120 de sueldo (20 brutos al año durante esos seis años). Son grandes gastos que, en principio, estaría legitimado a hacer el nuevo presidente electo.

Los plazos electorales.

En cuanto a los plazos del proceso, los estatutos del club considerarán días inhábiles a todos los efectos electorales los comprendidos entre los días 1 y 31 de agosto. Por lo tanto, debería haber elecciones (o estar proclamado ya el presidente) para antes de ese mes. La Liga termina el fin de semana del 23 de mayo y la final de la Champions es el 29 de mayo. Lo normal sería que la actual junta directiva abriera el plazo de presentación de candidaturas a primeros de junio. Desde esa apertura de plazo (y siempre según los estatutos), los interesados tienen diez días para presentar sus candidaturas. Si sólo hay una, la de Florentino, éste sería proclamado presidente justo el día posterior, antes del inicio de la Eurocopa, que empieza el 11 de junio.

Si hubiera algún candidato más que Florentino dispuesto a presentarse, la Junta Electoral debería programar las elecciones en los 15 días siguientes, ya en pleno torneo de selecciones. Las elecciones al Madrid no serán en ningún caso un obstáculo para las intenciones de reforzar la plantilla, pero de una manera u otra sí que pueden hacer varias las fechas de las operaciones. Si hubiera más de un candidato, como ha sucedido en el Barça, también es lícito que los candidatables intenten cerrar a alguna estrella para llevarla como baza electoral. Pero todo queda en el aire hasta junio, cuando Florentino convoque los comicios.