REAL MADRID

Vinicius se rebela

El brasileño sale del banquillo para marcar el 1-1 ante la Real el día que cumple 100 partidos con el Madrid. Zidane prefirió a Isco y a Mariano antes que a él.

Madrid

A poco más de 20 minutos de arrancar el duelo en Valdebebas, la cuenta de Twitter de Vinicius se marcaba un triple de puro optimismo: “Una noche especial. La camiseta con la que siempre soñé. ¡Me entristece no tenerla cerca! Me siento madridista hasta la médula”. Un mensaje de exaltación del amor por el Real Madrid el día que debía cumplir 100 encuentros de blanco... y el brasileño arrancando el choque ante la Real Sociedad en el banquillo. Mientras el community manager que maneja las redes de Vinicius cruzaba los dedos para evitar la bronca del día siguiente, el ‘20’ mantenía la confianza y el gol de Portu para adelantar a los donostiarras le daba a Zidane el empujón definitivo: desde el 61’, balones a Vini.

Pudo cumplir el brasileño los cien duelos como madridista ingresando en una lista de puro pedigrí blanco: a sus 20 años y 232 días, es el tercero más joven en alcanzarlo en el club, sólo por detrás de unos tales Casillas (20 años y 125 días) y Raúl (19 años y 177 días). "¡El amor y las ganas que tengo para triunfar en este club son inmensas! A por 100 partidos mas. HALA MADRID!!!!", escribió el atacante en sus redes sociales.

Vinicius y Florentino Pérez.

Sin Benzema ni Hazard y con Rodrygo recién salido de más de dos meses de ausencia (ayer tuvo sus primeros minutos de 2021), la apuesta general situaba a Vinicius en el once, trasladando el combate por una plaza a Isco y Mariano. Pero Zidane volvió a evidenciar que el brasileño no le termina de entrar por el ojo y le reservó para las tareas de rescate si el Madrid se volvía a meter en un atolladero. Nada más marcar la Real, el técnico marsellés quiso agitar el árbol, con Vinicius y Rodrygo estirando por ambos costados.

Un año del Clásico de Vinicius

Cuando el destino se pone juguetón, hay pocas formas de pararle los pies. La Real aguantó el chaparrón durante la última media hora y, cuando se veía repitiendo lo que ya hicieron en el Di Stéfano Cádiz, Alavés y Levante, llegó el empate del Vinicius centenario, el 13º que logra en dos años y medio en el Madrid (y otras 13 asistencias) y que justo un año antes escribía su página más memorable de blanco: el 1 de marzo de 2020 abrió la lata ante el Barcelona (el duelo acabó 2-0) en el último día en que el Bernabéu acogió fútbol del de verdad.

Vinicius acudió a su cita con la historia del Real Madrid, aunque a Zidane nada parece impresionarle cuando gira en torno al garoto de los 45 millones de euros: “Tenemos que trabajar, él lo hace mucho. Y eso es lo que vamos a hacer”.