INGLATERRA

Haaland no fue del United por culpa del reloj

El delantero noruego no llegó al United por una confusión con las zonas horarias británica y noruega de un miembro del club mancuniano. El Salzburgo se lo llevó.

El Manchester United está haciendo todo lo posible para que Erling Haaland se convierta en red devil. Cada vez que su nombre suena en relación a un traspaso aparece el de los mancunianos en la lista de candidatos. El interés viene de lejos.

Antes de que 'rompiera' la Champions con el RB Salzburgo destapándose como un goleador letal, Erling Haaland empezó a destacar en el Molde noruego a las órdenes de Ole Gunnar Solskjaer, ahora entrenador del United. Era la 17-18 y el Molde quedó subcampeón de Liga con un joven Erling marcando 12 goles en Liga además de cuatro en la fase de clasificación de la Europa League. 16 tantos, una marca notable. 

Cuando acabó la campaña, Haaland se decidió a buscar nuevos retos y dos clubes llamaron con interés: RB Salzburgo y Manchester United. ¿El precio del goleador? Solo tres millones de euros, aunque incluiría algún bonus por rendimiento. Así, el United avanzó en las negociaciones dispuesto a firmar al delantero que se había criado junto a su leyenda, pero le traicionó el reloj.

Según publica la prensa británica, una confusión con las zonas horarias hizo que el delantero acabara fichando por el RB Salzburgo y no por ellos. Según narra Mirror, su agente y el Molde habían quedado con un representante del United en hablar a las 9 de la mañana de Noruega, pero este se confundió con las zonas horarias, y llamó a las 9 AM británicas, es decir, las 10:00 noruegas para cerrar a Haaland. Lo que no sabían desde el United es que para entonces Haaland ya estaba cerrado.

Los mancunianos perdieron el turno y el RB Salzburgo si llamó a la hora correcta, cerrando así un fichaje que se confirmó en enero de 2019 por, según Transfermarkt, 8 millones de euros. Un valor que hoy supera con creces en el Borussia Dortmund llegando hasta los 110 'kilos'. Precio que el United tendrá que pagar y esta vez tendrá que ser a tiempo para hacerse con uno los talentos llamados a marcar la próxima década con su juego.