COPA (SEMIFINALES VUELTA) | LEVANTE-ATHLETIC

La oportunidad de sus vidas

De toda la plantilla del Levante, sólo Coke ha disputado la final de Copa del Rey. Duarte, Vukcevic y Radoja jugaron la final de copa de otros países.

Los jugadores del Levante hacen piña antes del partido de ida.
AIOL

Empieza la semana de la verdad del Levante. Después de muchos días de intentar aparcar el sentimiento de ilusión por meterse en una final de Copa, ahora ya se puede pensar en ello. Es más, no se debe pensar en otra cosa en Orriols que no sea superar al Athletic y plantarse en la final de Copa del Rey, por primera vez en su historia. Le vale ganar y el empate a cero. Para ello, deberá tirar de experiencia pero también de ilusión. Y es que para la mayoría de los componentes de la plantilla granota, incluido su cuerpo técnico, sería su primera final, al máximo nivel, de sus vidas.

De hecho, sólo hay un futbolista de la plantilla que ha jugado la final de Copa del Rey: Coke Andújar. El madrileño disputó los 120 minutos de la final de 2016 con el Sevilla, contra el Barcelona. Los azulgranas se impusieron en la prórroga (2-0), con goles de Jordi Alba y Neymar. Este fue el último partido de Coke con el Sevilla, antes de marcharse al Schalke 04. Además, el lateral disputó, y ganó, tres finales de Europa League con el conjunto hispalenese.

Coke es el único granota que ha jugado la final de Copa en España. Pero hay otros tres que la han disputado en otros países. Son Duarte, Vukcevic y Radoja. El costarricense jugó la final de la copa belga con el Brujas en 2015. De hecho alzó el título, jugando los 90 minutos, ya que su equipo venció 2-0 al Anderlecht. Igualmente Nikola Vukcevic fue campeón de la Taça (Copa) de Portugal en 2016. Su equipo, el Braga, venció al Oporto en penaltis (2-2) aunque el montenegrino no disputó ningún minuto en la final. Sí fue partícipe de los partidos de la semifinal. El otro futbolista que ha sido campeón de copa es Radoja. Cuando militaba en la Vojvodina, jugó dos finales seguidas de la copa serbia, en 2013 y 2014. Radoja perdió la primera (1-0) contra el Jagodina pero se vengó un año más tarde ante el mismo rival (2-0), levantando el trofeo además ya que el hoy levantinista era el capitán de la Vojvodina.