REAL MADRID

Caso Haaland: la Premier, el gran obstáculo para el Real Madrid

Según el 'Mirror', United, City y Chelsea piensan centrar sus esfuerzos en el noruego. El club blanco confía en atraerle con su proyecto y su amistad con Odegaard.

Madrid

El Real Madrid ya sabe que la Premier League será su gran rival en la competencia por intentar fichar a Haaland el próximo verano, algo que acaba de certificar el 'Mirror' con una información en la que comenta que los grandes de la liga inglesa, en concreto el City, el United y el Chelsea, irán con todo a por el noruego a partir de junio (lo que, cuenta el diario británico, relajará la tensión sobre Harry Kane, que ahora tiene más papeletas para quedarse en el Tottenham de Mourinho).

El Real Madrid tiene como objetivo principal a Mbappé, pero sabe que este verano será complicado sacarle de París. El PSG está presionando con fuerza al delantero para que renueve su contrato (acaba en 2022) y el Madrid espera que se ponga a tiro para ir a por él, pero la crisis provocada por la pandemia se ha metido en medio para dificultarlo todo. Ahora, además de que las circunstancias acompañen, el club blanco necesita que las cuentas cuadren. Algo mucho más sencillo en el caso de Haaland, que podría salir este verano por una cantidad por encima de los 100 millones de euros desde el Borussia Dortmund.

A favor del Madrid está su buena relación con el Dortmund, con el que ha hecho varios negocios en los últimos años (la cesión de Achraf por dos temporadas fue un éxito para ambas partes) y que Mino Raiola, con el que nunca ha habido demasiado 'feeling', desea reconstruir ese puente y empezar a hacer negocios de forma sostenida con el Madrid. Además, la amistad que une a Haaland con Odegaard también ayuda en ese sentido, siempre que el centrocampista siga en Madrid el curso que viene (se tuvo que marchar al Arsenal en enero ante las pocas oportunidades que le daba Zidane). Y el Madrid confía en que su proyecto deportivo sea atractivo para el ariete, al que no le van a faltar pretendientes en Europa este verano.

La Premier, al acecho

Pero la batalla será sobre todo económica y ahí los equipos de la Premier League llevan las de ganar. El enorme contrato televisivo de la Premier da munición de sobra a sus equipos para competir en el mercado de fichajes: en la temporada 2018-19, repartió entre sus clubes casi 2.500 millones, mientras que la Liga apenas superó los 1.400 millones en la campaña 2019-20. Si bien es cierto que los equipos que más cobran están prácticamente igualados con el Madrid (el Liverpool cobró en la 2018-19 167 millones; el Madrid, 137).

Una diferencia de casi mil millones que va, sobre todo, a los equipos pequeños (el que menos ingresa en ese concepto en Inglaterra supera los 100 millones de euros; en España supera los 40 millones). También entra en juego la condición de club-estado del City, propiedad de un grupo inversor presidido por Mansour bin Zayed, miembro de la familia gobernante en Emiratos Árabes Unidos. Eso sí, el City tendrá la atención dividida este verano si Messi decide finalmente no renovar con el Barcelona; Pep Guardiola quiere volver a trabajar con el argentino. El Chelsea, por su parte, es propiedad del magnate ruso Roman Abramovich, que forjó su fortuna gracias al petróleo. Y el United, de la familia Glazer, también con negocios petrolíferos en Estados Unidos y que posee igualmente los Tampa Bay Buccaneers, vigente campeón de la NFL.

Y se suma a todo ello la tributación amable de Inglaterra para los deportistas, que LaLiga denunció recientemente, solicitando al Gobierno un cambio en ese sentido (como la Ley Beckham en su momento) para hacer más atractivo el campeonato español. La patronal calcula que en España los deportistas pagan en torno a un 60% más de impuestos en que en Inglaterra e Italia.

Un hándicap, sobre todo, para los clubes, pues son ellos quienes se hacen cargo de la tributación de los futbolistas (las grandes estrellas negocian sus salarios en neto). Es en este punto donde la Premier saca una mayor ventaja, pues ofrece sueldos altísimos en un momento en el que el Madrid pelea por reducir su masa salarial para dar encaje a jugadores como Mbappé o Haaland. El francés, sin ir más lejos, tiene una propuesta del PSG de 36 millones netos al año, inasumible para el Madrid a día de hoy.