ATHLETIC

El Athletic cree que Íñigo podrá estar en la semifinal de Copa

Considera que Competición le impondrá menos de cuatro partidos y que, por lo tanto, cumplirá el castigo en Liga. Alega y tiene la opción de pedir la suspensión cautelar.

El Athletic cree que Íñigo podrá estar en la semifinal de Copa
Kai Försterling EFE

El Athletic está pendiente de la reunión del Comité de Competición, una cita que habitualmente tiene lugar los martes o miércoles, lo más probable es que en este caso sea el martes día 2. Ahí se decidirá el castigo que se impone a Iñigo Martínez tras la agresión que protagonizó éste ayer a Sergio Léon. En el tramo final del partido ya tuvieron sus más y sus menos y ese rifirrafe derivó en un manotazo del rojiblanco en la cara del delantero granota.

Con los equipos ya en sus vestuarios, Díaz de Mera decidió convocar a los delegados. Les notificó que sacaba la roja a Íñigo Martínez y redactó lo siguiente en el acta: "En el minuto 90 el jugador (4) Martinez Berridi, Iñigo fue expulsado por el siguiente motivo: Una vez finalizado el encuentro y estando todavía en el terreno de juego, golpeó con su mano en la cara a un adversario con uso de fuerza excesiva. Este hecho fue comunicado a ambos delegados en el túnel de vestuarios, ya que el jugador implicado había abandonado el terreno de juego"

El reglamento establece que si se trata de una conducta violenta le pueden caer hasta cuatro partidos. Pero por agresión fuera de los 90 minutos podrían ser más. Si son más de tres, se perdería la vuelta de la semifinal de Copa en el mismo campo del Ciutat de València el jueves. No es probable que le caigan seis, porque en ese caso se perdería la final de Copa ante la Real. 

Iturralde González, árbitro de AS y Carrusel, dijo en El Larguero de la SER: "Sin balón en juego le pueden caer cuatro partidos a Íñigo Martínez. Le deberían caer cuatro partidos. Si le caen cuatro se perdería el partido de Copa. No es un lance del juego. Es una conducta violenta. El acta está bien redactada. La clave es cómo considera el Comité de Competición esto, si lo considera agresión o no". El colegiado de Daimiel tuvo además dos decisiones polémicas: un penalti un tanto riguroso de Núñez y otro aún más sobre Berenguer. Hay un antecedente cercano con el Athletic también como protagonista, aunque en este caso indirecto. Messi arreó un manotazo a Villalibre y le castigaron con dos partidos. Eso sí, el balón en ese caso estaba en movimiento, aunque ni remotamente podía ser jugado por el crack del Barça, ya que se encontraba a mucha distancia. Ibaigane, de todos modos, confía en que el castigo no alcance los cuatro partidos, presentará alegaciones (un vídeo y fotos donde se ve que hay provocación), y tendría la opción de pedir la cautelar para salvar la cita del jueves.