REAL VALLADOLID

Tres victorias del Pucela en feudo olívico en 30 visitas en Primera

La última fue en la campaña 1996-97 por 0-2. Los blanquivioleta han sumado puntos en la mitad de sus visitas a Balaídos gracias a los 12 empates, dos de ellos en las dos últimas

Valladolid
Tres victorias del Pucela en feudo olívico en 30 visitas en Primera
LFP

Hay dos formas de ver la botella, medio llena o medio vacía. El Real Valladolid ha visitado 30 veces al Celta en Vigo y sólo ha ganado tres partidos, que sería la lectura más negativa, pero ha empatado 12 veces, lo que nos lleva a la visión más optimista y es que los blanquivioletas han puntuado en la mitad de sus visitas al feudo olívico. Las dos últimas acabaron con sendos empates, 3-3 en la campaña 2018-19 y 0-0 en la 2019-20.

En el siglo XXI aún no conoce la victoria en la máxima categoría en Balaídos y hay que revisar el siglo XX para encontrar la última vez que el Pucela ganó en Balaídos; fue en la temporada 1996-97 cuando el conjunto de Cantatore ganó por 0-2 gracias a los goles de Quevedo y Harold Lozano. El once del Valladolid estaba lleno de nombres clásicos: César, Torres Gómez, Santamaría, Juan Carlos, Juan Manuel Peña, Quevedo, Lozano, Edu Manga, Álvaro Gutiérrez, Raúl Ibáñez y Víctor (también tuvieron minutos Antía y Soto), mientras que en el cuadro celeste de Fernando Castro Santos jugaron Dutruel, Patxi Salinas, Aguiretxu, Ratkovic, Mostovoi, Mazinho, Dutuel, Del Solar, Merino, Revivo y Juan Sánchez. En aquel partido en las filas del Celta también jugó unos minutos de la segunda mitad Eusebio Sacristán sustituyendo al israelí Revivo en el minuto 66.

No menos clásicos de la camiseta blanquivioleta son los que lograron la victoria un par de campañas antes, en la 1993-94 por 1-2. Abrió el marcador Alberto en el minuto 18 y Andrijasevic empataba en el 55. La victoria llegaría al final del partido, en el minuto 83 gracias a un gol de Iñaki Hurtado. El Real Valladolid acababa de ascender en Palamós la anterior campaña y en este partido en Balaídos, Pepe Moré dispuso este once: Lozano, Juli, Ramón, Iván Rocha, Cuaresma, Amavisca, Castillo, Gracia, Chichi Macón, Miguelo y Alberto (también jugaron Iñaki Hurtado y Correa).

La otra victoria castellana en Vigo hay que buscarla en la década de los 50, en la campaña 1950-51 y fue un 0-1 obra de Aldecoa (50'), en un equipo dirigido por Ipiña que, este desde luego sí, está lleno de nombres clásicos en el recuerdo de los aficionados más talluditos: Valero, Pepín, Lesmes II,Babot, Lesmes, Coque, Lasala, Ortega, Aldecoa, Munné y Juanco.

En esas 30 visitas el Real Valladolid marcó 26 goles y encajó 49.

Si tenemos en cuenta las visitas en la categoría de plata, el balance de victorias es de tres también, con dos empates y siete derrotas del Valladolid. La última victoria data de la campaña 2010-11, por 1-2 gracias a los goles de Óscar y Nauzet Alemán que superaron el gol celeste marcado por De Lucas.