INGLATERRA

Abramovich le paró los pies a Marina por el sustituto de Lampard

Según desvela la Rai, la directora del fútbol del Chelsea habló con Sarri para traerlo de vuelta, pero el dueño quería a un alemán en el puesto y desautorizó a su mano derecha.

Abramovich, durante un partido del Chelsea.
PHIL NOBLE REUTERS

Hubo disensión en el seno blue por el sustituto de Lampard al frente del banquillo del Chelsea. Así lo ha desvelado la Rai, quien tiene acceso a la persona que causó esa falta de sintonía entre Roman Abramovich y Marina Granovskaia, su directora de fútbol, mano derecha y mandamás del club bajo la tutela del magnate. El Chelsea se juega mucho esta temporada. Después de la sanción de la FIFA había que dar un golpe en la mesa y se fichó de nuevo a lo grande, como antaño. Pero Lampard no acababa de dar con la tecla del equipo y todo estaba en peligro.

Abramovich y Marina Granovskaya estaban de acuerdo en que había que dar un golpe de timón. Es más, la directora de fútbol no mantenía la mejor de las relaciones con Lampard. Kepa había sido uno de sus caballos de batalla. Marina no entendía algunas decisiones del técnico y los resultados hicieron el resto. Así, la asesora del Abramovich se puso a trabajar y encontró una solución familiar. Sarri estaba sin equipo, conocía el club y la manera de trabajar. Según la Rai hubo un acercamiento serio con el técnico napolitano, incluso el medio público transalpino explica que el técnico llegó a dar el sí, pero Abramovich lo paró todo.

Sarri había salido del Chelsea solamente 18 meses antes, después de levantar la Europa League. Se fue a la Juve, donde no encajó ni en el vestuario ni entre los dirigentes. Pero Marina le tenía como fiable y lo volvió a intentar, pero esta vez Abramovich le paró los pies. Y es que, insistiendo, el momento es sencillo. El magnate no observó la presencia el napolitano, precisamente, como exitosa en el Chelsea, pese al título continental y vetó la decisión de su lugarteniente. Es más, indujo a la solución alemana. El Chelsea ha hecho grandes desembolsos por dos jugadores como Timo Werner y Havertz y qué mejor que un compatriota para hacerlos integrarse cuanto antes, algo que no se estaba dando a tenor del rendimiento de ambos jugadores. Y fue Tüchel el elegido.