REAL MADRID

El fichaje es Isco

En el club celebran el movimiento de Zidane dándole la titularidad en Bérgamo. Recuperan al malagueño para la causa y el jugador puede revalorizarse.

La titularidad ante la Atalanta abre un nuevo horizonte esta temporada para Isco, pero también para el propio Real Madrid. En el seno de la entidad se ha celebrado este movimiento inteligente de Zidane, dando al malagueño protagonismo en un partido tan trascendente y de tanto escaparate. Ha arreglado Zidane de una tacada, poniéndose en una posición de inferioridad (aunque antes había humillado públicamente a Isco varias veces dando prioridad a Arribas), su relación con el jugador, que tan importante fue para él en otra época (titular en las dos últimas finales de la Champions ganadas por el francés en su secuencia de tres seguidas).

En primer lugar, en este nuevo escenario el Madrid gana un ‘fichaje’ importante para lo que queda de curso, vital con una plantilla tan corta y con tantas lesiones (y en época de pandemia). En segundo término, permite al club la posibilidad de que el jugador se revalorice y poder hacer negocio con él en el futuro para sufragar así grandes incorporaciones. Finalmente, ha sido Zidane justo con un jugador que ha dado un gran rendimiento a la entidad y que llegó, en 2013, por un precio más que razonable (30 millones de euros).

Para Isco también empieza una especie de vida extra esta temporada. Su buena actitud mostrada en el partido de Bérgamo deja a las claras sus intenciones. Según ha podido saber AS de su entorno más cercano, Isco no quiere perder la oportunidad de ser importante en lo que queda de curso, consciente de que no sólo se está jugando gran parte de su futuro, sino de que puede tener opciones reales de estar en la Eurocopa con Luis Enrique.

Esa inesperada titularidad ante la Atalanta no ha cambiado, sin embargo, los planes de Isco en el Madrid. Con contrato hasta 2022, tiene más que decidido que quiere abandonar la plantilla para buscar nuevos retos. Habría salido ya en el mercado invernal si hubiera llegado una oferta que le convenciera económica y deportivamente, incluso a pesar de la cesión de Odegaard al Arsenal. Pero esta no llegó…

El Sevilla apunta a ser su nuevo destino la próxima temporada, como ya informó AS, si continúa Lopetegui. Pero, ¿y si Zidane no siguiera en el Madrid? El entorno de Isco no quiere especular con el futuro del técnico francés, pero es evidente que, en ese caso, la situación de Isco en la entidad blanca cambiaría radicalmente.