REAL MADRID

Camavinga apunta a caso Alaba

El director deportivo del Rennes, Florian Maurice, ha reconocido que la prioridad es solucionar la situación del medio pretendido por el Madrid.

Ahora que Camavinga (18 años) comienza a levantar otra vez el vuelo por lo que hace en el campo, el Stade Rennes entra en estado de alerta para evitar que la joven estrella se convierta en otro ‘caso Alaba’. El austriaco del Bayern se ha convertido en el gran caramelo del mercado, pues termina contrato el próximo verano y, sin haber renovado, queda libre. El Rennes quiere evitar que suceda lo mismo con Camavinga, cuya relación contractual termina en 2022. Para eso, tiene que renovarlo (la opción más probable) o venderlo este mismo verano.

El director deportivo del Rennes, Florian Maurice, admitió la situación límite con el joven centrocampista ante los medios de comunicación locales: “En partidos recientes, nos hemos encontrado con el Camavinga de meses anteriores. Eso es interesante para nosotros, demuestra que está vinculado al Stade Rennes. Queremos seguir en esta dirección. Veremos qué pasará al final de la temporada. Seguimos las discusiones con sus agentes para encontrar una solución, antes de discutir la posibilidad de verlo salir gratis en 2022. Creo que es muy respetuoso con el club que lo formó. Creo que allí no llegaremos a esta situación”.

Florian Maurice deja entrever que la renovación de Camavinga está encauzada, aunque hace pocos meses, la propiedad de la entidad, el magnate octogenario François Pinault, estaba más por la labor de hacer caja con él ante la situación de crisis. El propio jugador, que ha cambiado de agente recientemente y que ahora está en manos de Jonathan Barnett, tiene en la cabeza esperar al Real Madrid, su gran sueño. Para alcanzarlo, si el traspaso no puede realizarse este verano, según ha podido saber AS de fuentes muy cercanas al centrocampista, también prefiere renovar para esperar una mejor coyuntura económica para el Madrid. Para él, seguir creciendo en el Rennes, su casa, es una buena opción. De cualquier manera, todo está en el aire.

Jonathan Barnett, en declaraciones recientes a Goal, habló de la posibilidad de que Camavinga termine en el Madrid, aunque reconoció que los principales equipos de Europa andan detrás del centrocampista. “Los cuatro o cinco equipos que le quieren no podrán ficharlo por 50 millones. No ha habido aún conversaciones en serio. Camavinga valdrá mucho dinero. A lo mejor los equipos españoles no se pueden permitir a Camavinga”. Pero si no renueva o no sale este verano, se convertirá en otro caso Alaba. Y eso es lo que quiere evitar en Rennes a toda costa.