REAL MADRID

Zidane claudica ante Isco

Le dio la titularidad en el partido más importante del curso después de las fricciones que ha tenido con el jugador durante toda la temporada.

Después de la mala relación que han escenificado Zidane e Isco esta temporada, lo que menos se podía esperar era la titularidad del de Arroyo de la Miel ante la Atalanta. Pero Zidane claudicó ante Isco por necesidad. No en vano, el malagueño fue titular en las dos últimas finales de la Champions de las tres que el francés ganó de manera consecutiva. Isco respondió en Bérgamo. Como en aquellas finales. Fue de los mejores del equipo el tiempo que estuvo en el campo y dejó detalles de auténtica calidad como el pase entre líneas que metió a Vinicius en la primera parte, con el exterior del pie derecho, y que el brasileño desaprovechó.

El malagueño venía de soportar de manera estoica las últimas humillaciones a las que le ha sometido su entrenador. Primero fue en el encuentro ante el Levante, en el que fue expulsado Militao. Teniendo que remontar Zidane se olvidó de él (Isco ni siquiera salió a calentar) y metió antes en el campo a Arribas. El siguiente episodio de ese distanciamiento definitivo se vivió en el encuentro ante el Huesca. Isco causó baja en el último entrenamiento antes de viajar al Alto Aragón por un pinchazo en la espalda. El Madrid tenía en cuadro la media, sólo con Casemiro, Modric y Kroos…

La última fricción entre ambos fue en el encuentro ante el Getafe. Con Kroos sancionado y Valverde aún lesionado, Isco decidió olvidarse de las molestias de espalda para ayudar al equipo en el que sólo había dos centrocampistas hábiles, Modric y Casemiro. Y Zidane sorprendió cambiando el sistema para meter a Marvin antes que al malagueño. Más aún, entró Arribas antes que él. Con ese pasado tan cercano, parecía imposible que Zidane le diera la titularidad en el partido más importante de la temporada hasta ahora, en Bérgamo… pero así fue.

Reconocimiento de Zidane.

“Hace tiempo que no jugaba tanto y además en una posición que no es suya. Hizo un buen partido y sabemos lo que nos puede dar Isco. Era importante que jugara hoy”, dijo Zidane sobre Isco después de la victoria ante la Atalanta. “Es jugador nuestro y lo ha hecho bien, sabemos lo que puede dar. No ha jugado mucho pero cuando lo hace lo da todo. Hizo un buen trabajo durante una hora y más”, concedió después sobre si puede cambiar el rol del malagueño a partir de ahora.

Lo que no ha cambiado un ápice, según ha podido confirmar AS del entorno del jugador, es su postura de cara a su futuro en la entidad. Isco sigue decidido a salir del Madrid. Hubiera querido hacerlo en el pasado mercado invernal pero no llegó ninguna oferta suficiente para que lo hiciera. El Madrid espera recaudar por su venta en torno a 30 millones de euros. Isco tiene contrato hasta 2022 y cobra cinco millones netos por temporada. El Sevilla apunta a ser su destino si Lopetegui sigue allí la próxima temporada. Quién sabe si su suerte en el Madrid puede cambiar si el que no continúa en el banquillo del Madrid el Zidane.