REAL MADRID

¿Por qué no se habla de la roja del portero italiano?

Durante el Atalanta-Madrid, antes de la expulsión de Freuler, el árbitro perdonó la tarjeta roja a Gollini pese a su entrada alevosa y peligrosa a Vinicius.

Qué fácil es poner al Madrid como pantalla protectora con la comidilla del arbitraje utilizada como escudo cuando tu equipo ha hecho mal las cosas. Le pasó a Koeman tras el Clásico del Camp Nou del 24 de octubre, cuando quiso justificarse por el 1-3 y el repaso que le dieron los blancos en su guarida gracias al penalti pitado de Lenglet a Ramos (bastante claro, por cierto). Curioso, desde ese instante al Madrid no le han vuelto a pitar ni un penalti a favor en Liga...

El miércoles, en Bérgamo asistimos a otro episodio de linchamiento al Madrid por la cuestión arbitral saltándose varios semáforos en rojo. El primero y más grave es el que acompaña este artículo, con dos fotografías que hablan por sí solas. Cuatro minutos antes de la expulsión de Freuler que tanto ha dado que hablar, el portero de la Atalanta, Pierluigi Gollini, salió del área para afrontar una entrada de Vinicius en solitario y la resolvió saltando sobre el brasileño en modo Kung Fu, clavando los tacos de su bota derecha sobre los cuádriceps de la pierna diestra de Vinicius tras recorrer peligrosamente el pecho del madridista.

Champions League

Clasificación PTS PG PE PP
1Real Madrid 10 3 1 2
2B. MGladbach 8 2 2 2
3Shakhtar 8 2 2 2
Clasificación completa
Próximos partidos
Real Madrid - Atalanta M-16/03 21:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 25 de febrero de 2021

Una entrada alevosa y violenta que definició bien Iturralde en El Carrusel de la SER: "Es roja. El portero italiano sabe que el brasileño está ahí y le deja la pierna intencionada y claramente". Lo de Freuler vino después y, por cierto, ratifica el acierto del árbitro dado que la jugada cumple con la llamada Zona DOGSO, que justifica la roja directa ante acciones de desborde y derribo siendo el último jugador que queda en defensa. El Reglamento arbitral fija que el alemán Stieler acertó, lo que no evitó que en Italia acudiesen a los topicazos habituales: "Escándalo" o "robo a la Atalanta". Gasperini, técnico de la DEA, se atrevió a decir que esto va a ser "el suicidio del fútbol" y que no se puede tener árbitros "que nunca jugaron".

Señor Gasperini, ¿cuántos Balones de Oro ganó usted como futbolista? ¿Por qué no dio las gracias públicamente a Stieler por perdonar la roja a su portero al poco de empezar el partido? ¿Por qué no dice nada de la amarilla mostrada a Casemiro por una faltita provocada por el piscinazo de Zapata y que le impedirá jugar la vuelta?

Deje de llorar, aprenda a jugar con diez como han hecho en la historia cientos de entrenadores y respete el nombre del Real Madrid. Estoy harto de la demagogia barata contra el mejor club de la Historia.