LALIGA | BARCELONA 3 - ELCHE 0

Aprobados y suspensos del Elche: Edgar Badia no puede solo

El portero volvió a ser el mejor en un equipo al que le faltó algo de contundencia en el centro del campo para evitar los goles de Messi.

Aprobados y suspensos del Elche: Edgar Badia no puede solo
Rodolfo Molina DIARIO AS

Edgar Badia: Fue el mejor del Elche, una vez más. En el primer minuto, ya le hizo una buena parada a Trincao. Pero su gran intervención llegó poco después, también a Trincao tras detenerle un mano a mano. En los goles no pudo hacer nada. Se llevó la camiseta de Messi y Edgar, la del argentino. El portero se sorprendió ante la petición de la estrella culé.

Cifu: Escribá quiso jugar con defensa de cinco para que el lateral hiciese de carrilero, pero apenas apareció en ataque. Cifu no sufrió mucho en defensa como Mojica, pero se perdió en alguna presión sin sentido. Fue de los primeros cambios de Escribá.

Barragán: Partido irregular del experimentado lateral que actuó de central. Intercaló alguna buena acción con desconexiones letales. En el 2-0, se le anticiparon para que De Jong lanzase la contra. En el 3-0, el holandés le volvió a ganar la espalda.

Gonzalo Verdú: El capitán sufrió con los recortes de Messi. No pudo anticiparse a Braithwaite en el 1-0 y en el resto de tantos tampoco pudo detener las arrancadas azulgranas. Terminó el partido tocado.

Josema: Lo pasó mal, sobre todo en la segunda parte. Volvió a actuar de central tras jugar algún partido de lateral.

Mojica: Trincao le tomó la medida en la primera parte y le rompió en dos jugadas consecutivas. Poco a poco, se fue reponiendo. El colombiano, marcado por esas dos acciones, no subió como siempre.

Mfulu: Fue el recambio del sancionado Marcone. No jugaba de inicio desde el 6 de noviembre y eso le pasó factura. Se marchó tocado, con calambres. Tuvo pérdidas peligrosas. Además, le faltó contundencia para frenar las acometidas del Barça. Estuvo lento.

Raúl Guti: Intentó darle salida al juego del Elche, pero en ningún momento se sintió cómodo. Le pasó como a Mfulu. Debió estar más firme en alguna contra del equipo azulgrana.

Rigoni: De más a menos. Intentó tener el balón y aprovechar su velocidad, pero apenas tuvo continuidad. Le tocó jugar en ese especie de trivote que puso Escribá en el Camp Nou. Fue sustituido en el segundo tiempo.

Pere Milla: Tuvo una ocasión clara, con 0-0, tras robar el balón en la medular y montar él solo la contra. Disparó a las manos de Ter Stegen. No tuvo mucha más incidencia en el juego porque el Elche apenas atacó.

Boyé: En el minuto 4, pudo cambiar el partido. Recibió el balón en el área y con todo a favor la mandó a las nubes. En la segunda parte, también tuvo el empate pero su derechazo se fue demasiado desviado.

Los cambios de Escribá

Tete Morente: Le tocó salir en el mejor momento del Barça. Apenas apareció.

Fidel: Regresó después de la lesión. Lo mejor, las sensaciones tras superar la rotura muscular. Poco participativo.

Nino: Uno de los olvidados por Almirón volvió a tener protagonismo con Escribá. El almeriense jugó un mes después. Un premio jugar en el Camp Nou.

Carrillo: Intentó aprovechar su altura, pero apenas le llegaron balones.

Luismi: Fue el recambio de Mfulu. Salió con el partido sentenciado.