ARSENAL

¿Echa de menos el Arsenal a Arsène Wenger?

La salida de Arsène Wenger del Arsenal marcó un antes y un después tanto a nivel institucional como deportivo. Pero, ¿echan de menos al técnico francés?

¿Echa de menos el Arsenal a Arsène Wenger?

El Arsenal sigue inmerso en un desierto deportivo en el que las dudas y los altibajos son la clara tendencia en la zona Gunner del norte de Londres. Una situación casi normalizada que genera dos corrientes populares en los aledaños del Emirates Stadium. Por un lado, las nuevas generaciones que tienen la dinámica reciente como lo asumido, mientras que existe, por otro lado, la 'vieja guardia' de aficionados que vivieron los que fueron, muy seguramente, los mejores años de la Historia del club.

En mayo de 2018 se produjo uno de los cambios más importantes en el seno del Arsenal. El considerado mejor entrenador de su longeva existencia, Arsène Wenger, decía adiós de forma oficial tras muchos años en los que su marcha era petición de una parte de la afición. Un porcentaje que se fue agrandando y que, finalmente, acabaría en una decisión que, ahora, viendo la dinámica del equipo, muchos ya empiezan a extrañar.

Wenger dejó el Arsenal bajo el discurso y argumento social de que sus mejores años habían pasado. Muchos aficionados añoraban las épocas doradas en las que el club londinense ganaba la Premier League, en las que eran un club respetado por sus resultados deportivos, en las que se paseaban por los estadios más prestigiosos del fútbol europeo. Desde la identidad británica, ver al equipo viajando por el viejo continente, batiendo a algunos de los clubes más imponentes, era un motivo de orgullo pleno. Sin embargo, aquellos años dorados dieron paso a una decadencia futbolística, a una degradación del éxito que acabaría en una tónica casi regular de tener que consolarse con clasificaciones para la Champions League cuando otros (algunos vecinos, como el Chelsea) eran los que levantaban al cielo inglés los títulos.

La 'era Wenger' llegaba a su fin tras 22 años (octubre de 1996-mayo de 2018) con la incertidumbre de si realmente era la solución o un simple ejercicio para airear el club, coger oxígeno en materia de ilusión e intentar crear de nuevo un camino que los llevara al éxito. La corriente popular que pedía su adiós lo había conseguido. Desde su agradecimiento, celebraban en cierto modo su marcha, pero ¿qué pasaría entonces? Muchas preguntas que, para su pesar, siguen sin tener explicación ni respuesta, casi 3 años después.

Entonces, ¿echa de menos el Arsenal a Arsène Wenger?

LA ERA WENGER

  • 1996/97: tercero con 67 puntos.
  • 1997/98: campeón con 78 puntos.
  • 1998/99: segundo con 78 puntos.
  • 1999/2000: segundo con 73 puntos.
  • 2000/01: segundo con 70 puntos.
  • 2001/02: campeón con 87 puntos.
  • 2002/03: segundo con 78 puntos.
  • 2003/04: campeón con 90 punto, sin perder.
  • 2004/05: segundo con 83 puntos.
  • 2005/06: cuarto con 67 puntos.
  • 2006/07: cuarto con 68 puntos.
  • 2007/08: tercero con 83 puntos.
  • 2008/09: cuarto con 72 puntos.
  • 2009/10: tercero con 75 puntos.
  • 2010/11: cuarto con 68 puntos.
  • 2011/12: tercero con 70 puntos.
  • 2012/13: cuarto con 73 puntos.
  • 2013/14: cuarto con 79 puntos.
  • 2014/15: tercero con 75 puntos.
  • 2015/16: segundo con 71 puntos.
  • 2016/17: quinto con 75 puntos.

Primera alarma seria. En 2017, por primera vez en 20 años, el Arsenal quedaba fuera de la Champions League.

  • 2017/18: sexto con 63 puntos.

Arsène Wenger dejaba el cargo en 2018 firmando su peor registro liguero. Aquella sexta posición fue la peor temporada en Premier League del técnico francés en el banquillo Gunner.

LA ERA POST-WENGER

  • 2018/19: quinto con 70 puntos.
  • 2019/20: octavo con 56 puntos.

Primera vez en 23 años que quedan fuera de Europa mediante clasificación liguera. Sí se clasificaron para Europa League por ser campeones de la FA Cup.

  • 2020/21: tras 24 jornadas, es décimo con 34 puntos de 72 posibles.

Desde que se fue en mayo de 2018, varios han sido los entrenadores que han pasado por el club. Tras una longeva etapa de Wenger, el movimiento ha sido nota importante con Unai Emery (desde el 23 de mayo de 2018 al 29 de noviembre de 2019), Freddie Ljunberg (como interino, desde el 23 de noviembre de 2019 al 21 de diciembre de 2019) y Mikel Arteta (desde el 22 de diciembre a la Actualidad) como entrenadores elegidos.

No han vuelto a Champions League. Es la dura realidad que viven en el Emirates Stadium. Desde el año 2016 el Arsenal no se encuentra entre los mejores equipos del viejo continente. Aquello que parecía una casi aburrida rutina temporada tras temporada, año tras año, se ha convertido en una añoranza que muchos ya miran con cierta ternura en el norte de la capital inglesa.

Por si esto fuera poco el acento se amplifica teniendo en cuenta el estado de forma de su archienemigo, de su máximo rival histórico. La racha empezó con Wenger, pero desde el año 2016 no quedan por delante del Tottenham en la clasificación. El famoso 'St. Totteringham's Day' no ha vuelto a celebrarse desde entonces.

Sí han celebrado títulos. Ganaron la FA Cup y la Community Shield en 2020. Incluso en 2019 llegaron a la Final de la Europa League, frente al Chelsea, pero la victoria se tiñó de 'blue' y los de Unai Emery (por aquel entonces) no pudieron firmar una vuelta al éxito internacional.

En términos deportivos, siguen sin volver a la Champions League, viven una preocupante irregularidad y el futuro no apunta alto viendo, en primer lugar, la alta competencia doméstica y, en segundo lugar, las pobres sensaciones que están ofreciendo desde hace meses. Todo ello hace que la figura de Arsène Wenger siga sobrevolando el día a día del club.