BARCELONA 1-CÁDIZ 1

La cuesta abajo de Lenglet

Los errores del francés han destrozado al Barça contra Madrid, Juventus y dos veces contra el Cádiz pero, sobre todo, revelan una falta de confianza absoluta del central.

Si el fútbol es un estado de ánimo, no son los mejores días para hacer jugar a Clèment Lenglet. A sus 25 años, el francés atraviesa un valle de juego tremendo que es consecuencia de un descenso paulatino en su rendimiento. Esta temporada, además, el bajón ha incorporado un problemático plus de fallos muy llamativos que han arruinado varios partidos del Barça. Aunque señalar a un jugador tiene un punto de crueldad algo injusto en el fútbol, lo cierto es que, además de transmitir inseguridad toda la temporada, Lenglet se ha equivocado gravemente esta temporada, Cayó en la trampa de Ramos en el Clásico con un penalti que señaló Martínez Munuera. Luego, estuvo en la foto del 2-1 del Cádiz en el Carranza, con una cesión diabólica y Ter Stegen.

Los dos últimos errores han sido más graves si cabe. En la última jornada de la fase de grupos de la Champions, contra la Juventus, metió de manera infantil una mano dentro del área. El VAR lo cazó y Cristiano hizo el 0-3 que dejó al Barça segundo de grupo y en el bombo de los débiles. Y este domingo contra el Cádiz metió la pierna con imprudencia en su área. Martíns Munuera lo volvió a cazar.

Hace tiempo que desde el vestuario llegan informaciones sobre el mal momento que vive Lenglet, y que van más allá con unas molestias en una de sus rodillas que airean off the record sus agentes. Después de una gran primera temporada que sólo arruinó la noche de Liverpool, el rendimiento del francés empezó a caer el año pasado. Con Umtiti lesionado permanentemente, Lenglet era un pilar básico para la defensa. Pero empezó a tener más problemas en la anticipacion. A llegar tarde y a perder duelos en velocidad. Eso le quitó confianza porque al no ser un jugador agresivo, eran dos de sus teóricas fuerzas. Esta temporada, además, ha añadido los errores de concentración, imperdonables en cualquier jugador pero mucho más en un defensa. Se siente muy vulnerable.

Varias señales han permitido pensar que el rendimiento de Lenglet estaban cuesta abajo en el último año. A su llegada, Setién lo intentó de cualquier manera con Umtiti por delante del ex jugador del Sevilla aunque sabía que el ex del Lyon no estaba para nada. Y Koeman ha repetido esa operación esta temporada. En cuanto Umtiti estuvo mínimamente para entrar, lo colocó en esa posición. Koeman lo volvió a intentar con Lenglet el pasado martes contra el PSG y lo intentó este domingo contra el Cádiz. Pero el jugador nacido en Beauvais ha vuelto a fallar. Lenglet se ha metido en un laberinto y no consigue salir.