ALAVÉS B

Iñaki Alonso dimite como entrenador del filial del Alavés

El técnico albiazul vio cómo le iban desmantelando el equipo y ha renunciado. Las convocatorias de Keller o Abqar para partidos de Primera debilitaron aún más el grupo.

0
Iñaki Alonso dimite como entrenador del filial del Alavés
Pascu Mendez DIARIO AS

Iñaki Alonso no seguirá siendo el entrenador del filial del Alavés. El vizcaíno ha presentado la dimisión y se ha despedido de sus jugadores en la sesión de tarde en la ciudad deportiva José Luis Compañón de Ibaia. Iñigo Calderón, su segundo, se hará cargo del equipo aunque no se descarta que llegue otro inquilino para el banquillo albiazul.

La situación económica ha lastrado a la entidad presidida por Alfonso Fernández de Trocóniz y la necesidad de reforzar a la primera plantilla ha generado desajustes en el equipo de Segunda B. Como la Dirección Deportiva no pudo colocar a futbolistas como Burgui o Guidetti, se soltó lastre en el segundo equipo. Viti regresó al Ottawa (Canadá) y Lupu se marchó al Nàstic de Tarragona.

No eran cantidades altas, pero resultaron suficientes para dar entrada a Facundo Pellistri, joven uruguayo de 19 años que reforzará el extremo derecho desde hoy mismo contra el Valladolid. Luego llegó la operación de traspaso de Adrián Marín al Granada, que acabó permitiendo cerrar la cesión de Iñigo Córdoba procedente del Athletic de Bilbao.

Otro tema es el de Abdallahi. No quiere renovar con el Alavés porque su agente le asegura contrataciones mejores. Pero, por ahora, no han trascendido. Por eso está apartado y no cuenta para el primer equipo ni para el filial. Parece una forma de presión para que acepte la oferta o prepare sus maletas. En definitiva, otro efectivo con el que no se puede contar a corto plazo. El mauritano es internacional por su país.

Las convocatorias de Keller o Abqar para partidos de Primera tampoco han permitido a Iñaki Alonso contar con ellos en algunos de los últimos compromisos. El primero sí debutó pero el segundo no. Entre unas cosas y otras, Iñaki Alonso se ha visto desvalido con Sergio Fernández, Director Deportivo y Óscar Garro, responsable de la Academia albiazul y ha decidido presentar su dimisión. Lejos de soñar con la promoción, la dinámica del equipo puede ir, más bien, a tener que luchar por la permanencia. Menos efectivos pero siempre la misma exigencia.