ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético intentó hasta última hora firmar a Guilherme Ramos

El central portugués de 23 años acaba contrato en junio de 2022 con el Feirense y el club rojiblanco podría volver a intentarlo en verano.

Guilherme Ramos con el Feirense.

El Atlético de Madrid vivió un último día del mercado invernal muy movido pese a estar alejado de los focos. Aunque la gran operación de enero se llevó a cabo pronto, cerrando la cesión de Dembélé para sustituir a Diego Costa, el club ha estado trabajando en su política de futuro. 

Recientemente se cerró el acuerdo con el brasileño Marcos Paulo y a punto estuvo de incorporarse ayer al proyecto rojiblanco el central Guilherme Ramos. Un futbolista de 23 años que milita en el Feirense, de la segunda división portuguesa, y que este año se ha destapado por su gran contundencia aérea (mide 1,91) y su seguridad desde atrás, lo que le llevaron a ser elegido como el mejor central de la categoría en varios meses del año 2020 para el medio portugués O Jogo.

Un jugador al que se le compara por sus características físicas con Felipe y por el que el propio Simeone habría dado el visto bueno para ser un refuerzo que pudiese combinar su participación con el Atleti B junto con el primer equipo. Según pudo saber AS, el Atlético llegó a realizar una oferta por el jugador que rondaba el millón de euros, pero finalmente la operación no llegó a buen puerto. El Sporting de Portugal, que posee la mitad del pase de Guilherme Ramos, dio luz verde al acuerdo, pero el Feirense bloqueó la negociación. 

Hay que tener en cuenta que el Cholo cuenta con cuatro centrales de máximo nivel en su plantilla (Giménez, Savic, Hermoso y Felipe), pero ahora suele utilizar a tres de ellos en el once, por lo que cualquier baja le deja sin alternativas (con la ausencia de Hermoso ante el Cádiz fue convocado el canterano Álvaro García)Guilherme Ramos finaliza su contrato en el verano de 2022, por lo que el club rojiblanco podría volver a la carga en julio. 

El Atlético B llevó a cabo varias operaciones a última hora de mercado. Se produjo el traslado de varios jugadores cedidos en busca de más minutos, con Mollejo pasando del Getafe al Mallorca, Ródenas del Córdoba al conjunto bermellón, Cedric del Oviedo al Albacete y Germán Valera poniendo rumbo al Tenerife. En el segundo equipo rojiblanco se dio salida al central argentino Mariano Gómez, por lo que la llegada de Guilherme Ramos hubiese sido un refuerzo importante en la lucha por mantener la categoría.