INTERNACIONAL

El trasfondo de la dimisión de Villas-Boas en el Marsella

El técnico portugués no soporta la presión tras el ataque de los ultras la pasada semana. Ha encontrado en el fichaje de Ntcham un escudo para justificar su marcha...

0

André Villas-Boas sorprendió en la conferencia de prensa de este martes al anunciar su dimisión como entrenador del Olympique de Marsella. El entrenador portugués justificó que esta decisión se debía a la llegada de Ntcham en el último día de mercado, un futbolista al que él no había pedido. “No estaba en la lista de futuribles”, explicó.

Estas declaraciones sorprendieron en la dirección deportiva del club, en la que se encuentra el español Pablo Longoria como máximo responsable. La comunicación con el técnico en materia de fichajes ha sido siempre muy fluida en ambas direcciones y, de hecho, en este mercado invernal el club francés se ha reforzado con Milik, delantero del Nápoles al que seguían varios grandes de Europa. Es cierto que Villas-Boas hizo otras peticiones para reforzar el mediocampo. Fichajes que el Marsella intentó pero que no fueron viables económicamente, algo comprensible en la situación económica actual. A pesar de ello se hizo un esfuerzo con Ntcham, un mediocentro que ha sido internacional con Francia en todas las categorías inferiores. Pocas veces se ha visto que un entrenador renuncie a su puesto sin pedir un solo euro a cambio por el hecho de que el club le traiga un refuerzo de nivel.

El trasfondo de todo esto, la realidad de la dimisión del portugués, tiene dos lecturas. Por un lado, la de más peso, es la presión que siente en Marsella por los ultras del equipo. El pasado sábado los aficionados radicales asaltaron el campo de entrenamiento (agredieron al español Álvaro González) y pidieron la dimisión de la directiva. El partido que debía disputar el equipo francés ante el Rennes tuvo que ser suspendido a causa de los altercados. El entrenador se siente amenazado por los aficionados más radicales y no soporta más esta inestabilidad que le está afectando en su vida personal.

Ese es el principal motivo de la renuncia de Villas Boas. No quiere seguir en un club con esa presión externa y ha encontrado en el fichaje de Ntcham el escudo perfecto. Pero hay más: el Marsella, un equipo diseñado por presupuesto para luchar por entrar en Champions, es actualmente séptimo en la clasificación de la Ligue 1 y está a siete puntos de los puestos europeos. Villas-Boas, que es la segunda vez que dimite, no se ve capaz de darle la vuelta a la situación con un clima tan adverso como el que se ha generado en Marsella en las últimas semanas.

Con todos estos ingredientes sobre la mesa, el Olympique de Marsella no ha dudado en ponerse del lado de la dirección deportiva que encabeza Pablo Longoria. El club francés ha emitido un comunicado en el que anuncia la suspensión de empleo y sueldo del entrenador y ha calificado sus declaraciones como inaceptables. Es el último capítulo de un culebrón que amenaza con continuar en los próximos días…