FÚTBOL FEMENINO

Competición mantiene la roja de Mapi León ante el Real Madrid

El Comité de Competición ha desestimado el recurso presentado por el Barça tras la expulsión de la defensa, que no podrá jugar este miércoles ante el Levante.

Mapi León, jugadora del Barça, y Jakobsson, del Real Madrid.
FC Barcelona Femenino

El Comité de Competición de la RFEF ha desestimado el recurso presentado por el Barça por la segunda tarjeta amarilla que vio Mapi León, expulsada en consecuencia de esta decisión arbitral, en el duelo del pasado domingo ante el Real Madrid (4-1). De este modo, la defensa azulgrana no podrá jugar este miércoles ante el Levante (16:00) en un duelo decisivo en la lucha del Barça por mantener el liderato.

El Barça asegura que presentó pruebas para demostrar que no hubo derribo de su central sobre la madridista Jakobsson en una jugada que terminó con la expulsión de Mapi y un penalti a favor del Madrid, que lo transformó por medio de Olga Carmona. "Las alegaciones del Club al contenido del acta arbitral vienen motivadas por, de acuerdo con las pruebas aportadas, la inexistencia de derribo y/o penalti en dicha acción y solicitan dejar sin efecto la tarjeta", expuso la entidad azulgrana en su comunicado.

La propia Mapi León mostró su malestar por el arbitraje tras el encuentro frente a las blancas. "A mí me daría vergüenza... Hoy me ha tocado a mí, pero es una tras otra, el otro día anularon dos goles que eran válidos al que hoy ha sido nuestro rival. Pero para que vamos a mejorar no?", publicó la zaguera del Barça.

Y, con ella, surgieron muchas voces que abrieron una jornada más el debate sobre el nivel del colectivo arbitral en la Primera Iberdrola. "Si queremos que esta liga sea un referente en ligas del fútbol femenino, si queremos seguir creciendo, tenemos que crecer en todos los aspectos. Los entrenadores los primeros, las jugadoras también pero también el colectivo arbitral... Está claro que nadie pita para equivocarse, nadie se equivoca expresamente", destacó el entrenador del Barça", argumentó el técnico del Barça, Lluís Cortés, tras el partido con el Real Madrid.