COPA (CUARTOS) | ALMERÍA 0 - SEVILLA 1

Aprobados y suspensos del Almería: murieron en la orilla

Los rojiblancos, con un once totalmente diferente al de liga, protagonizaron una mayúscula actuación, cayendo con las botas puestas. Sadip entró en el 67'.

Fernando. Volvió a sostener a los suyos: detuvo un disparo de Aleix Vidal a los cinco minutos y desbarató una ocasión clara de Ocampos pasada la hora de juego. Poco más pudo hacer en el tanto sevillista. No le tembló el pie a la hora de empezar a construir de los suyos.

Buñuel. Su primera media hora fue espléndida, incorporándose constantemente y haciendo sufrir a Rekik. Su mejora tanto en el plano defensivo como en el ofensivo es sustancial. Sería titular en más de la mayoría de equipos de Segunda. Al final estuvo justo de gasolina.

De la Hoz. Un mal despeje suyo en el 17' le cayó a Rekik. La sorteó en bastantes ocasiones, pero hizo un partido potable.

Chumi. Es difícil tener enfrente a jugadores como De Jong o En Nesyri, pero cumplió.

Akieme. Disparo peligroso desde fuera del área en el 23', primera ocasión clara para los locales. En la segunda mitad la empalmó tras un centro desde el costado zurdo.

Petrovic. Completó 89 minutos, algo a lo que no acostumbra. Mejor en ataque que en defensa.

Robertone. Más pendiente de labores defensivas que de costumbre, tanto por el tipo de partido como por actuar de mediocentro y no mediapunta. Le tiró un uno-dos a Gudelj.

Ramazani. Estuvo muy participativo durante todo el encuentro, comenzando con un autopase a Rekik. La tuvo justo antes del descanso, con Bono adelantado, pero el disparo se le marchó desviado. La pidió siempre, pecando de individualista en más de una ocasión. Desaprovechó un libre directo.

Villalba. Con Ramazani y Lazo en las bandas, actuó como mediapunta. Fue de más a menos, siendo el motor de juego al principio y diluyéndose después. Le dio fluidez al juego almeriense y se sacrificó en defensa, cambiando las basculaciones por su habitual presión.

Lazo. El gaditano está muy lejos de lo que la parroquia rojiblanca espera de él. No encaró a apenas a Aleix Vidal, quizás por donde más daño podían hacer los locales. Se marchó en la primera tanda de cambios.

Villar. Su mejor partido como rojiblanco. Además de bajar para recibir como siempre, tiró varios desmarques de ruptura. Uno de ellos casi encontró premio, con un zurdazo al inicio del segundo acto que se fue por poco. Gran trabajo defensivo.

Corpas. Le dio frescura al Almería jugando por pasillos interiores y también exterior. Vio amarilla por protestar.

Sadiq. Saltó al verde en el 67' junto al bañusco justo con el gol. Ya en la primera jugada... La buscó, pero no la encontró, tapándole bien la zaga visitante. Reclamó penalti.

Samu. El brasileño refrescó la medular, con ese nervio que le da otra marcha al equipo. Acabó como único mediocentro tras la marcha de Petrovic.

Carvalho. También con poco tiempo, no apareció demasiado, además en un momento del partido en el que el Almería optó por el juego directo.

Cuenca. Entró en el 89' para actuar de delantero para cazar algún balón aéreo, puesto desconocido como rojiblanco.

Gomes. Su plan de partido era el previsto hasta el gol de Ocampos, frenándole el buen rendimiento de su rival. Volvió a tirar de sus rotaciones, con un once totalmente diferente al de liga. También fue fiel a su estilo. En el 89' colocó a Cuenca de punta buscando algún envío aéreo.