ITALIA

Ofreciendo desesperadamente a Dzeko

La Roma trata de quitarse de encima al jugador después de su ruptura total con el técnico. Ha sido ofrecido a casi todos los grandes. Su salario es el problema.

Dzeko.
Paolo Bruno Getty Images

La Roma intenta desesperadamente sacarse de encima a Dzeko en este sprint final de mercado. Quién lo iba a decir, pero el bosnio se ha convertido en otro de los grandes renegados de la Serie A. Se marchó el Papu Gómez del Atalanta y ahora Dzeko vive una muy similar en la Roma. Ha sido desposeído del brazalete de capitán y apartado del equipo después de su encontronazo con Paulo Fonseca. Tras el tormentoso partido de Copa con el Spezia, el bosnio fue uno de los causantes del motín de la plantilla y la Roma ha tomado medidas. Se ha posicionado junto a su entrenador y el jugador tendría las horas contadas. El capitán y la ficha más alta. Pero no hay vuelta a atrás. El ariete se está entrenando en solitario, oficialmente por unos problemas físicos, pero el Corriere dello Sport asegura que ha sido apartado por indisciplina. 

De hecho, se ha dado orden inmediata a su agente de ofrecerlo a todos los grandes de Europa para encontrarle una salida antes del cierre de mercado. Lo paradójico es que Dzeko tuvo un pie fuera de la Roma el pasado verano, la Juventus estuvo cerca, pero finalmente se quedó. Ahora ha sido propuesto de nuevo al equipo piamontés y al Inter, los únicos en Italia capacitados para pagar su salario, pero la respuesta es que ya tienen sus balances comprometidos. Igualmente, su representante también se lo ha propuesto, aunque fuera en calidad de cesión hasta final de temporada, a equipos como el PSG, el Real Madrid o el Barcelona. Pero los 7,5 millones de salario limpio por temporada que percibe no están ahora mismo a su alcance.

Así, mientras los tifosi de la Roma claman por un perdón, aunque no le sea devuelto el brazalete de capitán, los gestores giallorossi buscan una solución para un gran problema que se les ha presentado de súbito. La Premier aparece como el último recurso. Si eso no culmina, la situación, ya enrarecida en la Roma tendrá un ingrediente más para ello. El jugador tendría que quedarse sin contar para nada, esperando un traspaso en junio o un cambio de técnico. A sus 34 años y con contrato hasta 2022, Dzeko se ha convertido en una pesadilla para la Roma.