INGLATERRA

Rooney sufre la crisis del Derby

El entrenador de los 'Rams' acepta cobrar su salario en un período de tiempo más prologado para, así, ayudar a su equipo a superar las dificultades económicas.

Wayne Rooney.
DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

La entrada de Wayne Rooney en el mundo de los banquillos de manera oficial (ya llevaba tiempo como interino) no está siendo el cuento de hagas que seguro hubiera soñado. La precaria situación económica del Derby County ha hecho que la leyenda del fútbol inglés aplace el cobro íntegro de los 100.000 euros semanales que figuran en su contrato, según informa el 'Daily Mail'. Wayne Rooney es el profesional mejor pagado del club y no quiere que su sueldo impida a sus jugadores cobrar los suyos propios.

El mes pasado, la leyenda del United era confirmado como entrenador permanente tras confirmarse su retirada definitiva de los terrenos de juego. En ese momento firmaba un contrato por dos años y medio en el que mantenía el salario firmado como jugador, además de añadir un curso extra. De esta manera, Rooney acepta cobrar su emolumentos en un período de tiempo mayor a esos 30 meses, aflojando la soga económica que tanto aprieta a su equipo.

Asimismo, el 'Daily Mail' recuerda que no es la primera vez que toma un decisión de este cariz. Puesto que en su época como jugador del Derby County ya jugó un papel fundamental a la hora de convencer al resto de la plantilla para un aplazamiento de pago similar. Este medio añade que los sueldos de diciembre, pendientes, ya han sido pagados, en tanto que los de enero serán efectuados este mismo viernes.

Éxito deportivo contra la marejada institucional

Esta urgencia ya interfirió en el fichaje de Scott Carson por parte del Manchester City, puesto que necesitaban el dinero correspondiente a la cesión de su portero para, así, poder acometer los citados pagos de diciembre. Mel Morris, dueño del club, lleva tiempo tratando de cerrar el traspaso de la propiedad a Deventio Holdigs. Sin embargo, desde que esa operación se pusiera en marcha, los problemas económicos han ido in crescendo, pues Morris no está por la labor de invertir más dinero en un club que espera dejar de comandar en breve.

En lo deportivo, los Rams se encuentran en vigesimotercera posición de la Championship inglesa. Una complicada tesitura para un Rooney que, entre su etapa interina y permanente, ha dirigido al Derby County en 14 partidos, con cinco victorias, cinco derrotas y cuatro empates como bagaje. Unos resultados que han sacado a su equipo de la última posición que ocupaban con Cocu en el banquillo y le han colocado con cinco puntos de ventaja sobre los puestos de descenso. Nada mal teniendo en cuenta lo revueltas que están las aguas institucionales.