INGLATERRA

Lampard-Marina Granovskaia: un divorcio con Kepa de fondo

La mano derecha de Abramovich y el extécnico del Chelsea no mantenían una buena relación. Tampoco los jugadores estaban de lado del entrenador.

The Athletic ha desvelado algunas historias que han sucedido en los últimos meses y que han terminado derivando en el despido de Frank Lampard. Una de ellas, por supuesto, la relación con Kepa Arrizabalaga. Mientras que el técnico inglés quería un sustituto, desde los altos cargos le pedían seguir apostando por un fichaje de más de 70 millones: "Discutieron sobre Kepa. Lampard pidió un reemplazo y le dijeron que tenía que intentar acoger a Kepa para recobrar su confianza. Pero Lampard fue duro e insistente", explica una fuente en el medio británico. Kepa fue suplente en partidos de máxima importancia en la temporada pasada, como la final de la FA Cup, y su irregular inicio en este curso propició la llegada de Mendy.

Además, la relación entre Marina Granovskaia y Lampard ya llevaba mucho tiempo enfriada. La influyente directiva del Chelsea se había alejado mucho de su entrenador. Por ejemplo, en varios ejemplos más que describe The Athletic, se propuso a Ralf Ragnick un contrato de interino hasta final de temporada. Un contrato que, por supuesto, el técnico alemán rechazó.

También se intentó convencer a Julian Nagelsmann la semana pasada, antes de cerrar la llegada de Thomas Tüchel. Y a pesar de que Lampard quería ir a por Declan Rice, centrocampista del West Ham, la directiva de los 'blues' se opuso desde el primer momento porque estaban en contra de ir a fichar a un canterano que había dejado ir el Chelsea. De hecho, de los seis fichajes que llegaron en verano, explican, sólo Chilwell fue petición expresa de Lampard.

El técnico inglés sabía que su etapa en el Chelsea estaba a punto de terminarse. Lo sabía hasta tal punto que tras la derrota contra el Leicester de hace tan solo unos días, dio la mano a cada uno de sus futbolistas en el vestuario, a modo de despedida, y según las fuentes allí presente "sonó a un adiós".