INGLATERRA

"Vienes en Mercedes y llevas un Rólex, pero ¿cuántos partidos has jugado en el Liverpool?"

Lovren recuerda la lección que le dio Klopp a un juvenil para subrayar que los valores de antaño se están perdiendo entre los futbolistas jóvenes.

Lovren prosigue su carrera en Rusia, en el Zenit, después de abandonar el Liverpool, donde Klopp contaba menos con él que en años anteriores. El croata ha ofrecido una entrevista en los medios oficiales del Zenit y se ha cuestionado sobre el proceder que tienen ahora los jóvenes talentos. El defensa de 31 años, cree que ya se respetan poco los valores y las jerarquías. Antes, en su opinión, los jóvenes pasaban por un proceso y adquirían un código ético más sólido. Ahora todo se ha acelerado.  

"La generación más joven debe asimilar lo que los jugadores mayores hemos aprendido a través de la experiencia. En el fútbol moderno ya no hay jugadores jóvenes que limpien las botas o carguen el agua, porque ahora hay gente especialmente para eso y no creo que sea bueno. Los jóvenes deben aprender las formas del fútbol lo antes posible, la forma en que funciona desde adentro", se queja. Pero Lovren ha sido todavía más gráfico relatando una anécdota en el Liverpool, al comienzo de una pretemporada y cómo Klopp le dio una lección a una joven promesa.

"Contaré una pequeña historia. En 2017, en el primer día de entrenamiento de pretemporada con el Liverpool, un jugador de 18 años, no lo nombraré, llegó a entrenarse en un Mercedes con un Rólex de oro en la muñeca. La conversación entre el jugador y Klopp fue así:

—'¿En qué coche viniste aquí?' Preguntó Klopp.
—'En un Mercedes'. Contestó el chico.
—'¿Qué es eso en tu muñeca?' Le replicó Klopp.
—'Un Rólex'. Le dijo el juvenil. 
—'¿Cuántos partidos has jugado con el primer equipo?' 
—'Ninguno'. Respondió el chico, dándose cuenta de la situación. Al día siguiente el chico vino sin reloj y en un coche modesto".

Lovren explica que fue una lección clara del técnico y el resumen de un hecho preocupante sobre los jóvenes en el fútbol. "Si yo fuera un entrenador, simplemente establecería reglas estrictas de conducta en el vestuario, en el entrenamiento, en la ciudad deportiva, etc. Intentaría explicar por qué estas reglas son importantes para su crecimiento en el fútbol", explica el croata.