ALMERÍA

"Suele ser atípico un fútbol tan asociativo como el nuestro en Segunda"

El mediocentro, que sería propiedad del Almería en caso de ascender, aplaude que el club rojiblanco esté apostando por la juventud. "No subir sería un palo", reconoce.

"Suele ser atípico un fútbol tan asociativo como el nuestro en Segunda"
Carlos Barba Carlos Barba

Pronuncia 'Primera División' hasta en ocho ocasiones en 18 minutos que dura la entrevista. Es el reto que tiene Manu Morlanes (1999, Zaragoza) entre ceja y ceja. El centrocampista es el organizador que tanto tiempo lleva buscando el Almería y que ahora regala exhibiciones en la medular junto a su socio Samu Costa semana tras semana, formando ese 'dúo de las medias caídas'. Antes de ponerse manos a la obra con sus estudios de Economía (ya ha completado la mitad de la carrera), charla con AS para repasar la trayectoria de su equipo, que este fin de semana comienza la segunda vuelta. "Nunca vienen mal unos estudios", dice el maño, que quiere grabar su historia con letras doradas en el libro de la historia del fútbol almeriense.

 - ¿Está siendo la mejor temporada de su carrera?

No sé si la mejor, pero sí una de las que más estoy disfrutando. Vine aquí para crecer como jugador y poder ayudar al Almería. Se está dando todo bastante bien, el equipo está en una buena dinámica y hay un buen grupo. Personalmente estoy muy contento porque vine para jugar y se está dando todo como quería.

 - ¿Por qué eligió Almería?

Por el proyecto que había, un proyecto con mucha ambición, gente joven y una forma de jugar que se adecúa bastante a mí. Tenía varias opciones, pero quise venir aquí porque de las ofertas que tenía era la que más se adaptaba a lo que buscaba.

- El estilo de José Gomes le viene como anillo al dedo a su fútbol. ¿Tenía referencias de él?

Sí. Tanto a mi agente como a mi familia les decía que la forma de jugar tanto del entrenador como del club tenía que ser la correcta para mí. Las otras opciones no se adecuaban tanto a mí. Hemos hecho un estilo y una forma de jugar vistosa y que nos está dando resultados. El míster está sabiendo llevar el grupo, teniendo a todos metidos. En una competición como esta eso es muy importante.

- ¿Cómo es Gomes en las distancias cortas?

Bastante cercano. Se nota que lleva muchos años entrenando. Lo que más valoro de él es que no le tiembla el pulso para nada. Las decisiones que ha tomado han sido bastantes arriesgadas muchas veces cambiando al once entero y los jugadores menos habituales han respondido. Se está ganando el crédito de todos y el grupo respeta sus decisiones porque lo hace mirando por el bien del equipo.

- ¿Había visto alguna política de rotaciones tan extremas en sénior?

No. Son decisiones que si salen mal, van a ser criticadas por mucha gente. Pero en una plantilla tan larga como la nuestra es fundamental que todos nos sintamos importantes. Siempre hay más gente que no juega de la que lo hace, sólo pueden once y se quedan casi veinte fuera. Tener a esa gente enchufada y contenta es importantísimo, en cualquier partido puede tener su oportunidad y ser clave.

- Ante el Alavés se vio a un Morlanes en su máxima expresión, jugando a un toque o más, en corto o con cambios de orientación, siendo vertical u horizontal. Pero lo que no se esperaba en su perfil es ese derroche defensivo.

Para poder competir en un equipo profesional y sobre todo en uno que quiere ascender a Primera División tienes que ser un jugador completo en todas las facetas. Es cierto que es algo en lo que tengo que mejorar. Poco a poco voy cogiendo ese rol defensivo, en parte gracias en este caso con el que más estoy jugando, Samu. Es un compañero que me ayuda mucho en esa faceta. Respecto al partido del Alavés, fue una gran exhibición de todos. El resultado así lo demuestra. Estamos acostumbrando a ganar y eso dice mucho del equipo. Venimos haciendo las cosas muy bien y queremos que continúe la buena dinámica.

- No lleva ni cuatro meses jugando junto a Samu y parece que es toda una vida.

Es un futbolista que por su forma de juego nos complementamos muy bien. Él quizás tiene un carácter más defensivo y yo más ofensivo. Por eso los dos, sabiendo en qué somos fuertes y en qué un poco más débiles el uno y el otro, nos entendemos muy bien.

- Dijo Balliu tras vencer al Alavés que este Almería estaría en mitad alta de la tabla en Primera División. ¿Lo cree así?

No se sabe, esto del fútbol si algo tiene es matemáticas y no entiende de lógica. Sólo hay que ver el resultado del Alcoyano contra el Madrid. Al final en esto del fútbol hay que ir día a día y paso a paso. No me gusta hablar de dónde estaríamos, pero sí pienso que en el fútbol cuesta apostar por la gente joven y por eso tiene mucho mérito lo que ha hecho toda la dirección técnica y el míster: reunir a un grupo joven y hacer que juegue como lo estamos haciendo. Somos futbolistas que por qué no podríamos tener sitio en algunas plantillas de Primera División.

- No es habitual que en Segunda triunfe un equipo tan joven, máxime con ese estilo de juego.

Sí que suele ser atípico que equipos de Segunda División propongan un juego tan asociativo como el nuestro y ver una plantilla tan joven. Por eso digo que tiene muchísimo mérito. Lo fácil siempre es apostar por la gente con más experiencia, pero en España hay grandes canteras con jugadores de grande talento. Se ven en Primera División futbolistas que si se les da la oportunidad, al final valen y tienen muchísimo futuro.

- ¿Es buena la euforia que hay en Almería, sobre todo tras la goleada al Alavés?

La euforia es de puertas hacia afuera. Dentro del vestuario sabemos que aún no hemos conseguido nada. No deja de ser una ronda de Copa del Rey. Tenemos que ir día a día, aunque sí que es verdad que siempre pienso que las cosas hay que disfrutarlas porque luego siempre llegarán malos momentos y ahí es cuando se sufre. La victoria del Alavés es pasado y nos tiene que servir para reforzar aquello que hicimos bien de cara al partido del domingo, volver a demostrarlo ante el Sabadell.

- ¿Qué puede mejorar tanto el equipo como Morlanes?

Hablando del equipo aún tenemos bastante margen de mejora. Hasta que no ascendamos siempre habrá algo que mejorar. Y cuando ascendamos, el año que viene, aún más. Dentro del fútbol es imposible no tener nada que mejorar. Respecto a mí, aún tengo facetas que mejorar, como el juego aéreo. Defensivamente aún tengo que ser más fuerte. Día a día trato de aprender de lo que me enseñan el míster y mis compañeros, ser cada día un poquito mejor jugador.

Manu Morlanes, jugador de la Ud Almería

- En el primer curso con Turki el Almería no bajó del cuarto puesto en toda la liga. ¿No ascender esta temporada sería un palo?

Sí, la verdad es que viendo cómo está el equipo, reponiéndonos del mal inicio y competir de tú a tú a rivales muchos más hechos que nosotros a nivel de edad y jugadores, el objetivo está claro. Todos sabemos que lo que hacemos en cada entrenamiento y partido es para ascender. Sí creo que no ascender sería un palo porque tanto el club como Turki están hechos para tener un hueco en Primera División. La ciudad, debido a la situación que estamos viviendo y que no puede estar en el campo, también lo merece.

- Es su primer año y aún no ha podido disputar un encuentro ante su nueva afición. ¿La siente?

Con esto de las redes sociales se siente el calor de la gente. Muchas veces pienso que en un año que se están dando las cosas bastante bien es una pena no poder disfrutar de la gente y ver el estadio lleno. Seguro que tal como vamos cada fin de semana vendría mucha gente a vernos. Ojalá que donde puedan vernos es el año que viene en Primera División. Si tenemos que sacrificar eso este año por el ascenso y el año que viene disfrutar todos de Primera División, que así sea.

- Tuvieron una mala racha, con cuatro puntos de 15 y tres derrotas seguidas. ¿Esperan otro bajoncillo en esta liga tan larga?

Hay que estar siempre preparados para eso. Tratar de que eso no suceda, pero sabiendo que cada partido es muy, muy complicado y más en esta categoría en la que cada equipo puede ganar a cualquiera. Tratamos de estar preparados para estar muy fuerte física y psicológicamente para cuando venga una derrota, que seguro que llega aunque ojalá que no, darle la vuelta a la situación. Saber reponernos de la situación como lo hizo el equipo a principio de temporada habla muy bien del grupo, de la unión que hay y sobre todo del carácter; pese a ser un equipo joven, tenemos mucha ambición y mucho carácter en el campo.

- El domingo reciben al Sabadell y entre semana jugarán Copa. Están a 180 minutos de meterse en unas semifinales de Copa, algo que el club sólo ha logrado una vez.

¿180? Claro, dos partidos. Visto así, sí. Viendo el partido del Madrid, que en un partido todo puede pasar... Es lo bonito de este formato de la Copa. Sabemos que el principal objetivo está en liga, pero por qué no soñar para llegar lo más lejos posible, haciendo algo bonito también en la Copa.

- ¿La 'opción' de compra que tiene el Almería por usted es obligatoria?

Sí, en caso de ascenso. Luego existe una opción de recompra por parte del Villarreal, pero eso son cosas que no están a mi alcance ahora mismo, por lo que no pienso en ello, sino en conseguir el ascenso con el Almería. Así devolvería al club su apuesta por mí. A partir de ahí, ya se verá. Aquí estoy muy feliz y muy a gusto y que así siga siendo.

- Supongo que en caso de subir, querría continuar.

Sí. Al final nunca sabes en esto del fútbol qué opciones se pueden barajar. Aquí estoy súper, súper, feliz y agradecido a toda la gente porque desde que llegué (lo hice lesionado) siempre han demostrado una confianza en mí bastante grande. En caso de subir ya se vería. Ahora mismo deseo ascender y por qué no estar en Primera División con el Almería, que es por lo que estoy trabajando.

- Cumplió 22 años la pasada semana, pero aún le puede llamar la sub-21. ¿Es otro de sus objetivos?

Eso son premios que vienen a raíz del trabajo que hace uno con su club y estoy centrado en el equipo y en conseguir la victoria semana a semana. Ya vendrá si tiene que venir; si no, estoy centrado aquí en mi club.

- Imagine que Morlanes compra un club. ¿A quién ficharía de sus ahora compañeros?

Si pudiera y tuviese pasta a bastantes... [risas].

- Sólo puede elegir uno.

Quizás por mi forma de ver el juego y por lo que le ha costado, que creo que se lo merece, a Umar Sadiq. A principio de temporada se hizo un desembolso grande por él, no le salían las cosas y ha demostrado una gran personalidad, un gran saber estar y después de todo lo que ha trabajado, se merece lo de ahora. No le salían las cosas, pero lo seguía intentando. Cada vez que tira es gol.

- ¿Quién le está sorprendiendo en los entrenamientos de los que tienen menos minutos?

Hay mucha calidad. Por eso cuando el míster ha rotado a los once el equipo ha podido conseguir una victoria. Es digno de alabar por la gente que está sin competir. Salen a un partido y rinden igual o mejor que la gente que lo viene haciendo. No me puedo quedar con uno porque sería injusto. Es digno de destacar que tanto los partidos de Copa como los que ha rotado en liga contra el Sabadell, Tenerife o Zaragoza, el equipo ha sabido responder. Sin esos partidos, no estaríamos donde estamos.

- Queda podo más de una semana para que expire el mercado invernal, que lastró hace un año. ¿Es tan importante saber moverse bien?

Es importante. Es un mercado bastante sensible, en el que todo lo que hay que hacer tiene que ser para mejorar. En la segunda parte de la temporada nos jugamos todo y una mala decisión puede perjudicar al grupo. Nosotros recibiremos con los brazos abiertos y el que se quede tendrá que seguir igual. El equipo anda bien, no tenemos que estar pensando en incorporaciones, y si llega, bienvenidas sean.