CELTA

Aprobados y suspensos del Celta: Denis pierde como mediocentro

Al de Salceda le robaron la cartera en la acción clave del partido por segunda jornada consecutiva. Aarón sufrió en su estreno liguero. Efecto gaseosa de Mor.

Denis Suárez se dispone a golpear el balón ante Sergio Canales durante el partido entre el Betis y el Celta.
Fran Santiago Getty Images

Rubén: Poco que hacer en los dos goles del Betis. No tuvo mucho más trabajo. Realizó dos paradas, una de ellas a un duro disparo de Fekir desde fuera del área.

Hugo Mallo: Profundo. Sirvió tres buenos balones a los atacantes, uno que no pudo aprovechar Mor tras un terrible fallo de Miranda y dos centros de mucha calidad. Concentrado en defensa.

Araújo: Con galones. Dio un paso adelante al lesionarse Murillo y lideró la zaga desde la posición de central zurdo, atreviéndose a salir con el balón en conducción. En la primera parte aguantó bien el cuerpo a cuerpo con Loren. Terminó actuando de delantero centro.

Murillo: Renqueante física y futbolísticamente. Rozó el 2-2 con un testarazo en la recta final del primer tiempo. No estaba transmitiendo seguridad ni en defensa ni con el balón antes de ser sustituido en el inicio de la segunda parte por una contractura en el isquiotibial de su pierna derecha.

Aarón: Dos caras en su debut con el Celta en LaLiga. Tenía una papeleta complicada en defensa y sufrió. Se vio desbordado por Láinez y a los problemas para sujetar al mexicano se sumaron las constantes incorporaciones de Emerson. El catalán estuvo mucho mejor en ataque, exhibiendo su recorrido y poniendo centros con mucha intención.

Tapia: Derroche físico. Se tuvo que multiplicar más que nunca para corregir los errores de sus compañeros. Acabó desquiciado por la acumulación de trabajo. El más destacado de los celestes.

Denis Suárez: En la acción del 2-1 cometió exactamente el mismo error que propició el 0-1 ante el Villarreal. Le robaron la cartera con el equipo abierto en ataque. El debate sobre si puede jugar de mediocentro en una medular en rombo se abre definitivamente. Vio la quinta amarilla y causa baja ante el Eibar.

Brais Méndez: Desaparecido durante una hora, tiró del equipo en el tramo final. Se enchufó al partido aprovechando que la entrada de Beltrán lo liberó del trabajo defensivo. Metió un gran pase a Baeza en la mejor ocasión del Celta en la segunda parte. Peca de recrearse en algunos gestos técnicos cuando la jugada demanda ser más práctico.

Nolito: Arrollado por Emerson. Malgastó una gran ocasión para firmar el 0-1 y no hubo más noticias del gaditano. Incapaz de seguir en defensa al lateral brasileño del Betis.

Emre Mor: Efecto gaseosa. En el arranque del encuentro parecía que podía ser su noche: generó las dos primeras oportunidades del Celta, le sacó una tarjeta a Víctor Ruíz y rozó el gol pese a estar algo lento para armar el remate. A partir de ahí, lo de siempre. Individualista y encadenando pérdidas. A la vuelta de los vestuarios se repitió la secuencia. Perdiendo fuelle hasta que Coudet lo retiró junto a Nolito.

Santi Mina: Un gol, un palo e impotencia. Se movió a la perfección en una jugada de estrategia para hacer su segundo tanto de esta temporada en LaLiga. La dupla con Mor no funcionó. Sin peso en el juego en el tramo final.

Aidoo (entró por Murillo): A pesar de casi no haber calentado, le tomó rápido la temperatura al partido. Hizo valer su físico. Sin ideas para construir desde atrás.

Beltrán (entró por Nolito): Le inyectó algo de intensidad al equipo. Escaso protagonismo con el balón.

Baeza (entró por Mor): Tuvo el 2-2. A su excelente desmarque a la espalda de la defensa le faltó contundencia en la definición. Fue la única aportación del cordobés.