DEPORTIVO

El Depor se prepara para morder

Intenso entrenamiento de Rubén de la Barrera con la presión sobre el rival como premisa base. Uche Agbo y Diego Rolan se volvieron a ejercitar con el grupo.

Borja Galán en el entrenamiento del Deportivo.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El Deportivo se entrenó en esta mañana de jueves en Abegondo en una sesión en la que Rubén de la Barrera centró el trabajo en la presión sobre el rival y también en la salida de balón desde la defensa. El técnico coruñés estuvo en todo momento encima de sus jugadores, parando los ejercicios y realizando constantes correcciones a sus futbolistas. El preparador blanquiazul sigue así avanzando en su idea de un Depor dominador y que juegue en campo contrario, y para ello morder al rival en la salida es la primera y fundamental receta.

La filosofía de Rubén de la Barrera se vio plasmada en Salamanca durante los primeros veinte minutos de partido, pero ahí se acabó y el equipo volvió a parecerse al de antes. El reto del nuevo técnico es conseguir que su propuesta se prolongue en el tiempo durante lso encuentros. La siguiente piedra de toque será el Compostela, un conjunto que pondrá a prueba la posible mejoría táctica. El equipo de Yago Iglesias tiene en el balón su eje, como demostró en el partido del Vero Boquete en la primera vuelta dominando el juego ante el Depor. Así, los blanquiazules tendrán una importante piedra de toque este domingo en Riazor, un partido que además están obligados a ganar.

En cuanto a los lesionados, la buena noticia fue comprobar como Diego Rolan y Uche Agbo completaban el entrenamiento con el grupo por segundo día consecutivo. Ambos jugadores mantuvieron el ritmo de sus compañeros y si no ocurre nada estos días, estarán listo para volver ante el Compostela, y casi con total seguridad como titulares. Por el contrario, los otros cinco lesionados (Miku, Héctor, Beauvue, Bóveda y Keko) siguen al margen y su ausencia es casi segura. El Depor tendrá esta tarde una segunda sesión de entrenamiento en Riazor a puerta cerrada que se centrará en el trabajo a balón parado y táctico.