RAYO VALLECANO

El Rayo Vallecano responde a las acusaciones de la plantilla

El club franjirrojo emitió un comunicado este miércoles contestando al de sus futbolistas y explicando su versión sobre el aplazamiento copero, las circunstancias del fallido viaje a Miranda y los impagos: "Los retrasos nunca se han excedido en más de una semana".

Operarios quitando nieve del césped de la Ciudad Deportiva.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

El Rayo Vallecano ha contestado a sus futbolistas este miércoles con un comunicado que había anunciado para el pasado domingo. El club franjirrojo lo ha emitido 72 horas después de lo previsto, una vez concluidos sus compromisos en Liga y Copa, para dar su versión sobre el aplazamiento del partido contra el Elche: “Empezamos a retirar la nieve del estadio el martes y tras la detección de placas de hielo se destinaron todos los recursos a liberar la Ciudad Deportiva. No fueron suficientes para jugar ahí”.

También abordó las circunstancias en las que se desarrolló el fallido viaje a Miranda y las acusaciones de los jugadores por incumplir el protocolo anti-covid: “Tras hablar con el responsable de protocolo COVID de LaLiga se decide viajar. Se hace en dos autocares. Al iniciarlo nadie fue consciente de la cantidad de nieve que iba a caer. El presidente dio orden de que se regresara y pidió el aplazamiento. El club indicó a la plantilla que quien no pudiera volver a casa en su coche lo hiciera en metro, guardando las distancias, o se quedara con algún compañero que residiera cerca. Pedimos disculpas por no ofrecer una mejor solución”.

Además, la entidad rayista puntualizó el tema de los impagos: “El retraso en el pago de alguna mensualidad nunca excedió una semana y fue consecuencia de los casos de COVID en el departamento de administración”. Y añadió que “reforzará las líneas de comunicación para solucionar problemas”.

Aquí, el texto íntegro:

Una vez finalizado el importante encuentro disputado por nuestro primer equipo ayer en Miranda de Ebro, el Rayo Vallecano quiere comunicar lo siguiente:

1- Tras las excepcionales circunstancias meteorológicas que se produjeron en Madrid a partir del 8 de enero, el Rayo Vallecano se encontró el domingo 10 de enero con una capa de 50 cm de nieve sobre el césped de su estadio y los campos de su ciudad deportiva. Desde ese mismo instante, el Rayo Vallecano solicitó asesoramiento tanto a la empresa mantenedora de su césped Eurogreen como a la matriz de esta que lleva la dirección técnica, Royalverd, así como al departamento de césped de LaLiga. Ninguna de las fuentes consultadas encontró solución viable para limpiar los campos de césped natural en plazos de 24 horas.

Ante esta tesitura y ante la imposibilidad de introducir maquinaria pesada sin dañar el césped, el Rayo Vallecano buscó soluciones técnicas que consistieron en sacar la nieve con maquinaria ligera utilizada en las pistas de esquí. Tras realizar nuevas gestiones el Rayo Vallecano consiguió los dos únicos quitanieves industriales disponibles en España en la provincia de Valencia y con ellas empezó a retirar la nieve del estadio el mismo martes por la mañana. El miércoles 13 de enero, el 90 % de la nieve estaba retirada. El jueves 14 de enero, por la mañana tras retirar la nieve, se detectaron placas de hielo que hacía imposible retirarlas sin dañar el terreno de juego.

Tras la detección de esta placa de hielo que hacía imposible disponer del campo el sábado, se destinaron todos los recursos a liberar de nieve el campo natural de la ciudad deportiva el mismo jueves por la tarde, ya que en el campo de la ciudad deportiva la empresa mantenedora no colocó lona protectora, lo que facilitaba las labores de retirada de nieve. A la par se inician gestiones para conseguir campos alternativos. Estas gestiones no se realizaron antes debido a la convicción de que el partido de Copa se iba a poder disputar en nuestro Estadio de Vallecas.

Desde el viernes 15 de enero el Rayo Vallecano estuvo en contacto directo con la RFEF trasladándole en todo momento la situación de los trabajos y explicándole el esfuerzo que estaba realizando el Rayo Vallecano a fin de liberar contrarreloj el campo de césped natural de la ciudad deportiva ya que en ese momento no había campos alternativos en la Comunidad de Madrid para la disputa del encuentro. Todo ello a fin de poder disputar un partido de Copa que de no haberse jugado hubiera supuesto un gran trastorno a la competición por lo apretado del calendario.

Si bien el sábado 16 de enero se consiguió retirar la nieve del terreno de juego, una placa de hielo situada en una de las áreas, a buen criterio del árbitro, hizo imposible la disputa del partido. Todo este grandísimo esfuerzo, despliegue de recursos y medios mecánicos para la retirada de la nieve sin dañar el campo si bien no fueron suficientes para la disputa en nuestras instalaciones del partido de Copa contra el Elche, sí lo fueron para que desde ese mismo sábado los jugadores no convocados para ese partido y el resto de la plantilla pudiesen entrenar con total normalidad de cara al partido de Liga disputado en la tarde de ayer contra el Mirandés.

El Rayo Vallecano quiere agradecer a todo su personal el gran esfuerzo realizado la semana pasada en las labores de retirada de la nieve, así como el interés y dedicación que demostró en todo momento el personal de la RFEF para conseguir que se pudiese disputar este partido en condiciones muy adversas.

2- En lo referente a los comentarios surgidos respecto al viaje fallido a Miranda el pasado 8 de enero el Rayo Vallecano quiere afirmar que cumplió, como viene haciendo desde que surgió la pandemia, con todas las medidas protocolarias de COVID 19. Tras la detección de tres positivos en el control PCR que se realizó el 7 de enero por la mañana a toda la plantilla, el Rayo Vallecano aísla a esos positivos y pone en cuarentena a todos los contactos estrechos de dichos positivos respetando de esta forma el protocolo COVID 19 de LaLiga.

Al día siguiente se realizó un segundo test a todos los jugadores, y se les mantuvo aislados en su casa por orden de los servicios médicos del Club hasta tener los resultados de los mismos, resultados sobre los que se tuvo conocimiento pasadas las 16.00 horas del viernes.

Tras hablar uno de nuestros doctores con el responsable de protocolo COVID de LaLiga se decide que el equipo es apto para viajar y la propia Liga nos comunica que conforme al Protocolo Unificado de entrenamientos y competición para la temporada 20/21, todos aquellos miembros de la expedición con dos PCRs negativas y que no hayan sido identificados como contactos estrechos de las personas positivas de los resultados del día 7 y 8 de enero, debían iniciar el desplazamiento a Miranda de Ebro de acuerdo con el plan de viaje establecido.

El viaje se inicia en dos autocares conforme marca el protocolo COVID de LaLiga respecto a los desplazamientos. Sin embargo en el momento de iniciarlo nadie fue plenamente consciente de la gran cantidad de nieve que iba a caer instantes después, lo que imposibilitó el viaje de los dos autocares y del coche del Presidente que también se dirigía a Miranda de Ebro. Por todo ello, tras iniciar el viaje y comprobar el peligro del mismo, el presidente del Club dio orden de que regresaran los dos autocares a la ciudad deportiva y solicitó a la Liga el aplazamiento del partido por causas de fuerza mayor.

Tras poder regresar a la Ciudad Deportiva el Rayo Vallecano dio la indicación de que todos los miembros de la plantilla que no pudieran desplazarse a su domicilio en su vehículo particular se desplazasen en metro guardando las distancias de seguridad o se alojasen en los domicilios de los compañeros cuya vivienda estaba más cerca de la Ciudad Deportiva.

Desde el Rayo Vallecano queremos pedir disculpas a todos los miembros de la expedición por no haber podido ofrecer una mejor solución a la llegada a la ciudad deportiva pero rogamos que se entienda la situación de fuerza mayor en que se encontraba la Comunidad de Madrid en esos instantes, con un bloqueo total de las comunicaciones y miles de coches sin posibilidad de ser rescatados de forma inmediata.

3- El Rayo Vallecano quiere aclarar que el retraso producido en el pago de alguna mensualidad en la nómina desde que surgió esta terrible pandemia nunca ha excedido de más de una semana y ha sido debido a los muchos casos COVID que hemos padecido en el Club y por ende en el departamento de administración del mismo, situaciones que han ido provocando el aislamiento de cada caso positivo y la puesta en cuarentena de todos sus contactos estrechos. Estos hechos han supuesto retrasos en las múltiples tareas administrativas, situación que ha sido normalizada debido a la gran cantidad de trabajadores del Club que han adquirido anticuerpos durante este proceso. No obstante el Rayo Vallecano, pese a esta causa mayor, quiere pedir disculpas si este hecho le ha supuesto a alguien algún perjuicio.

4- El Rayo Vallecano, atendiendo las peticiones de su primera plantilla, indica que va a reforzar todas las líneas de comunicación interna a fin de dar prontas soluciones a cualquier problema que pueda ir surgiendo en el día a día.

No queremos terminar este comunicado sin antes agradecer una vez más el esfuerzo que están realizando todos los integrantes de nuestra entidad para mantener nuestra actividad y competir de forma segura en esta tan incómoda nueva normalidad en la que estamos viviendo, y a su vez rogamos que sigamos todos manteniendo los sacrificios que supone cumplir con todos los protocolos actuales ya que es la única forma de vencer a esta terrible pandemia.

Una enorme pancarta contra el presidente en el Estadio

Este miércoles por la noche apareció una enorme pancarta en el Estadio de Vallecas con el rostro del presidente del Rayo, inmerso en una señal de prohibido, y la frase: "Presa, vete ya". Estaba ubicada entre los accesos de las Puertas 1 y 3. Los aficionados franjirrojos quisieron demostrar así su desacuerdo con la gestión de Raúl Martín Presa. Cabe recordar que ya en el partido contra el Elche, de Copa, varios seguidores rayistas le gritaron "Presa, vete ya" desde los aledaños de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.