SUPERCOPA DE ITALIA | JUVENTUS - NÁPOLES

Pirlo se la juega en la Supercopa

El Maestro se jugará el título ante el Nápoles de su amigo Gattuso. Busca salir de la crisis de Turín tras caer contra el Inter y las malas sensaciones de semanas pasadas.

Pirlo con Cristiano Ronaldo.
MASSIMO PINCA REUTERS

Andrea Pirlo y Gennaro Gattuso se conocen desde siempre. Su camino juntos empezó en las categorías inferiores de la Selección italiana y acabó con una catarata de títulos. Una amistad profunda que el Maestro recordó en su biografía y 'Ringhio', ayer describió así: "Le di más bofetadas yo que su padre". Esta noche, sin embargo, por primera vez se encontrarán en los banquillos, y cada uno busca darle un gran disgusto al otro.

Juventus y Nápoles se juegan en Reggio Emilia una Supercopa calentísima (21:00 DAZN), que para la Vecchia Signora, quizás, vale todavía más. Los turineses llegan de la dura derrota con el Inter, marchan a 10 puntos del primer puesto en el Calcio (con un partido menos) y viven su peor arranque de curso de la última década. Perder también este título, para Pirlo, sería un golpe anímico muy fuerte, aunque ayer el italiano se mostró confiado: "Queremos conseguir el décimo scudetto consecutivo y creemos en el proyecto que estamos desarrollando. Este no es un viraje, es una final. Y las finales se ganan”.

Ayer, mientras en la Continassa Andrea Agnelli recibía la visita de Florentino Pérez (con la Superliga de fondo), el técnico preparó un 4-4-2 adaptándose a las bajas. A las ausencias de Dybala (problemas en la rodilla), Alex Sandro y De Ligt (positivos en COVID), ayer se sumó la de Demiral. El turco iba a ser titular y, entonces, Chiellini tendrá que jugar su tercer partido en seis días. Algo que, con sus 36 años, prefería evitar. En la delantera, al lado del intocable Cristiano, podría estar Kulusevski en lugar de Morata. El español también llega con algo de cansancio (jugó 120 minutos con el Genoa en la Copa y 90 ante el Inter) y, obviamente, tendría espacio a lo largo del partido. El Nápoles tampoco llega al 100%. No estarán dos hombres clave como Osimhen y Fabián, ambos con COVID, mientras que Mertens, debido a sus problemas en el tobillo, no podrá salir de inicio. Gattuso tendrá que seguir apostando por Petagna, al que recuperó ayer, con Insigne y Lozano a sus costados.

El de hoy será el enésimo capítulo de una rivalidad eterna, que en los últimos meses vivió más tensiones por el polémico aplazamiento de octubre debido a las autoridades sanitarias de Nápoles. En junio, 'Ringhio' ya batió a la Juve en la final de Copa, pero en el banquillo rival estaba Maurizio Sarri. Esta noche, en cambio, estará su amigo Andrea, al que quiere devolverle una de las bromas que hicieron legendarias sus concentraciones.