BARCELONA

La otra cara de la expulsión de Messi contra el Athletic

En redes sociales se ha viralizado una toma frontal donde ponen en duda que Messi tuviera que ser expulsado directamente. Fue su primera expulsión en Barcelona.

La otra cara de la expulsión de Messi contra el Athletic

No le faltan polémicas arbitrales a esta Supercopa. Si primero fue el criterio en la mano de Frenkie De Jong, que se demostró acierto, y luego, el posible penalti por mano que lejos estuvo de serlo pero que se revisó para el Real Madrid, la final no podía faltar con la expulsión de Leo Messi por agredir a Villalibre, delantero del Athletic, en el último minuto de la prórroga.

En un ataque del Barcelona, Messi intentaba desmarcarse hacia el área, Villalibre le ganó el espacio y, con el balón bien lejos, este le golpeó para quitárselo de su camino. "Le tienen que expulsar a Messi porque hay movimiento de brazo. Es expulsión. Se le mete dentro Villalibre y le suelta el brazo. Roja", aseguraba Iturralde González, analista de AS y de Cadena SER. "Fue expulsado por golpear a un contrario con el brazo haciendo uso de fuerza excesiva estando el balón en juego pero no a distancia de ser jugado", explicaba Gil Manzano en su acta para ratificar su decisión. 

Así fue la expulsión de Messi

La acción, que además fue chequeada por el VAR, deja pocas dudas pero una nueva toma abre el debate. Entre todas las que se vieron, aparece una toma frontal donde Asier Villalibre se cruza y Messi le aparta para abrirse paso. Este vídeo, viral ya en redes sociales, hace cuestionarse a varios aficionados e incluso a la prensa en Argentina si no podía cambiar el color de la tarjeta y la sanción.

Esta, será de varios partidos. El argentino es baja segura por la roja para enfrentarse al Cornellá en Copa del Rey y tampoco podrá jugar ante el Elche en LaLiga. Luego, el Comité de Competición evaluará la acción para decidir si cabe más sanción o no. El Barça podrá, por supuesto, apelar la sentencia que este primer comité aplique.