SUPERCOPA (FINAL) | BARCELONA 2-ATHLETIC 3

Roja a Leo Messi: pueden caerle entre dos y cuatro partidos

Fue expulsado por golpear a Villalibre "haciendo uso de fuerza excesiva estando el balón en juego pero no a distancia de ser jugado". Al estar el argentino lejos del balón, seguro que no jugará ante Cornellà ni Elche.

Leo Messi fue expulsado por golpear en el minuto 120 de la Supercopa de España a Villalibre y será suspendido al menos por dos partidos, los inmediatamente siguentes a esta final de la Supercopa. En un ataque del Barcelona, Messi soltó el brazo, golpeando al jugador del Athletic. Para Iturralde González, analista de AS y de la SER, la acción no genera dudas. Es expulsión merecida. "Le tienen que expulsar a Messi porque hay movimiento de brazo. Es expulsión. Se le mete dentro Villalibre y le suelta el brazo. Roja", afirmó durante Carrusel Deportivo el exárbitro.

También el acta de Gil Manzano es concluyente: "En el minuto 120 el jugador (10) Messi Cuccittini, Lionel Andres fue expulsado por el siguiente motivo: golpear a un contrario con el brazo haciendo uso de fuerza excesiva estando el balón en juego pero no a distancia de ser jugado".

Al ser roja directa, Messi se perderá al menos el próximo partido del Barcelona, el jueves, en Copa del Rey, ante el Cornellà. También es seguro que no podrá jugar ante el Elche, en Liga. El Comité de Competición tendrá que entrar a valorar la acción del argentino y podría sancionar a Messi entre 1 y 3 partidos (mínimo dos porque la acción no tuvo lugar con el balón en juego). Si se considera el lance como agresión entonces le caerán, como mínimo, cuatro partidos de suspensión al delantero del Barcelona. Pero todo dependerá del artículo disciplinario que se aplique.

El Artículo 114 del Código Disciplinario dice: "Expulsión directa. 1. La expulsión directa durante el transcurso de un partido acarreará la imposición de la sanción de suspensión durante, al menos, un partido, salvo que el hecho fuere constitutivo de infracción de mayor gravedad, con la accesoria pecuniaria correspondiente. En aquellos casos en que la expulsión del terreno de juego se deba a situaciones en que el futbolista no hubiera tenido posibilidad de disputar el balón (es el caso), la suspensión será de al menos, dos partidos".

Lo más normal es que a Messi se le aplique el artículo 123: "Violencia en el juego. 1. Producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes. Si la acción descrita en el párrafo anterior se produjera al margen del juego o estando el juego detenido, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 98 del presente Código".

Si se aplica el artículo 98 le pueden caer 4 partidos

Sin embargo, si el Comité considera que Messi agredió a Villalibre, entonces el argentino será sancionado con 4 encuentros como mínimo (la suspensión puede ir de cuatro a doce encuentros). Este es el artículo 98 que se le puede aplicar al jugador del Barcelona." Agresiones. 1. Agredir a otro, sin causar lesión, ponderándose como factor determinante del elemento doloso, necesario en esta infracción, la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido o a distancia tal de donde el mismo se desarrolla que resulte imposible intervenir en un lance de aquél, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos".

Respecto al cumplimento de la sanción, según el artículo 56.8, Messi deberá hacerlo los inmediatamente siguientes, sea cual sea la competición: "La suspensión por partidos que sea consecuencia de la Supercopa de España con independencia de su gravedad, implicará la prohibición de alinearse, actuar, acceder al terreno de juego, al banquillo y a la zona de vestuarios, en tantos aquellos como abarque la sanción por el orden en que tengan lugar, aunque por alteración de calendario, aplazamiento, repetición u otra cualquiera circunstancia, hubiese variado el preestablecido al comienzo de la competición".

Es la primera expulsión de Messi con el primer equipo del Barcelona. Su anterior roja fue el 27 de febrero de 2005 con el filial azulgrana ante el Peña Sport de Tafalla.