SUPERCOPA | BARCELONA - ATHLETIC

Marcelino: "Los jugadores están como cañones, se comen el mundo"

El técnico del Athletic no vive pendiente de Messi pero sí admite que si al final juega "nos va a agravar las posibilidades de victoria". Sigue aplaudiendo la labor de Garitano.

Marcelino aspira a su segundo título, tras la Copa con el Valencia, precisamente ante el Barcelona. Peter Lim no le dejó disputar la Supercopa de 2020 y ahora tiene la oportunidad de hacer historia ganando al Madrid y Barça en tres días. Dispone de todos en perfectas condiciones, excepto los ya lesionados en días atrás Nolaskoain, Unai López y Yuri.

¿Maneja un plan A y uno B en función de si jugará Messi?

Debemos jugar en función de nosotros mismos, pero vamos a tener en cuenta cómo juega al rival. Intentaremos contrarrestar aquellos puntos que consideramos más fuertes del enemigo. No variaremos nuestra idea en función de si juega Leo o no. Eso sí, al final si está, nos va a agravar las posibilidades de victoria. Pero tenemos que estar al margen de esa posibilidad, pensando que va a jugar.

¿Qué importancia da al torneo? Koeman no mucha…

El Barça normalmente está muy próximo a ganar varios títulos. El Athletic tiene menos opciones. Por lo tanto. tiene que hacer todo lo posible para conseguirlo, vaciarse en el campo 90 minutos para intentar ganar un título. La Supercopa es el último hace casi seis años. Ahora nos encontramos con esa posibilidad.

Lleva dos semanas trabajando en el Athletic. ¿Nota que está creciendo la ilusión?

No palpamos que con nuestra llegada ha podido haber aumentado la ilusión de la afición porque llevamos muy poco tiempo y estamos centrados en el trabajo. Los verdaderos responsables son los jugadores del Athletic, que defienden sus colores y lo sienten como nadie. Como cuerpo técnico, lo que queremos es que el aficionado nos vea como tipos profesionales y honrados y ojalá todos estén satisfechos de ello. Y que la afición se sienta orgullosa de sus jugadores. En este tiempo que llevamos aquí solo podemos dar las gracias por el respeto y comportamiento que hemos apreciado en el día a día.

¿Qué estrategia va a seguir? ¿Presión arriba o esperar?

Una cosa es la idea inicial y otra si somos eficaces en ella y también hay que ver qué hace el rival. Cuando nos toque presión arriba, iremos, y en ocasiones se hará en bloque medio. O tocará estar más atrás. Con balón deberemos tener solidez. Hicimos más cosas en todas las fases el día del Madrid que el del Barça.

¿Cómo están los jugadores?

Los jugadores están a tope, como cañones, con una ambición que se comen el mundo y tienen la intención de ganar. Si de algo podemos pecar es de exceso más que de defecto ante la posibilidad de ser campeones, y van a hacer el esfuerzo para intentar serlo y ganar al Barça. No sé si es un trofeo menor, pero para el Athletic ganar a Madrid y Barça sería la leche. Sabemos que nos enfrentamos a un gran portero y a la vez al mejor de todos (Messi), tenemos que ser un equipo superequilibrado y siempre necesitas ser muy certero.

¿Sirve de referencia el partido de Liga del día 6 ante el Barça?

Nos sirve de referencia, es evidente. Vamos a competir y para nosotros debe hacernos saber que tenemos que mejorar ciertos aspectos. Hay algunas situaciones de juego en las que tenemos que ser más solventes.

Juega un torneo que no le dejaron en Valencia.

Son situaciones diferentes, me ha tocado estar aquí. Los jugadores del Athletic y el cuerpo técnico anterior son los verdaderos protagonistas y nosotros tenemos una ligerísima incidencia. Los que dirigen al Athletic, con su gran trabajo nos llevaron hasta aquí y ya que estamos, vamos a intentar hacerlo bien, poner las herramientas a los jugadores para desarrollar el partido lo mejor posible y ojalá tengan el acierto para llevarnos la copa. Ilusión, compromiso, solidaridad… estamos seguros de que lo van a tener.

El exceso de halagos debilita, dicen… ¿Cómo lo lleva?

Lo llevo fenomenal. Lo difícil es cuando no tienes confianza y la autoestima por los suelos. Dudas de todo. Ganar a uno de los grandes de nuestra Liga es lo que tiene. Hay una tendencia a encumbrar de inmediato. Nos guiamos por referencias a corto y medio plazo, ser cortoplacista puede llevarte a equivocación. Me encanta que nuestros jugadores se lleven halagos, es por el gran partido de la semifinal y los van a gestionar sin ningún tipo de problemas.