COPA | RAYO - ELCHE

La plantilla del Rayo dice basta: "Nos sentimos desamparados"

El último aplazamiento del partido de Copa ha hecho explotar a los jugadores franjirrojos, que denuncian lo vivido a raíz del ERTE, del desplazamiento a Miranda la pasada semana... Además, hacen mención a la escasa comunicación con el director deportivo, David Cobeño.

Los jugadores del Rayo hacen piña antes de un partido.
@RayoVallecano

El nuevo aplazamiento del partido de Copa contra el Elche ha sido la gota que ha colmado el vaso para los jugadores franjirrojos, quienes han denunciado en un comunicado diferentes situaciones vividas a lo largo de estos últimos meses. La plantilla explicó que en la reunión con el presidente del viernes se le trasladó su "preocupación por el estado del campo" y le planteó "un plan alternativo" para buscar otro emplazamiento como habían hecho Leganés y Fuenlabrada en días anteriores. Sin embargo, los futbolistas se han encontrado con que "hoy, a las 14:00 horas, aún no sabíamos si disputaríamos el partido y dónde".

No obstante, este malestar viene de atrás, fruto de otros episodios que desvelaron, como los sufridos a raíz del ERTE. "Hemos tenido retraso en el pago de nuestras nóminas, cuando no impagos, y una larga ristra de asuntos que son inimaginables para un club de fútbol profesional", destaparon los rayistas, quienes también hicieron mención al caótico viaje emprendido la pasada semana a Miranda, en pleno temporal de nieve, donde se incumplió el protocolo anti-covid. "Estuvimos retenidos cinco horas en el autobús, sin las debidas medidas de aislamiento y sin bebidas ni alimentos para finalmente volver a la Ciudad Deportiva a las 2 de la mañana. El club no dispuso de medios para volver a nuestras casas o dormir allí, por lo que muchos de nosotros nos vimos obligados a hacer cosas expresamente desaconsejadas por LaLiga para poder pasar la noche". Algo que se ha traducido en dos positivos más en el primer equipo, que se unen a los otros cuatro casos existentes.

Además, el vestuario confesó sentirse "desamparado por el club y cansado de tener que vivir constantemente este tipo de situaciones" y dedicó también unas duras palabras a la figura de David Cobeño: "Muchos problemas podrían mejorarse con una correcta interlocución, pero el director deportivo apenas aparece en el día a día y, cuando lo hace, no ofrece soluciones".

Este es el comunicado íntegro de la plantilla:

Tras hablar varias veces con el Presidente del Club durante la última semana, nos reunimos ayer toda la plantilla del primer equipo con el Presidente y con el Director Deportivo para expresarles nuestra preocupación sobre el estado del campo en el que hoy debíamos jugar contra el Elche C.F. Durante esa reunión, nos pusimos a disposición del Club y les rogamos que dedicaran más medios y recursos para que el campo estuviera en buen estado tras la nevada y el hielo de los últimos días. Todo ello, para poder jugar hoy. En caso de que no diera tiempo, les sugerimos, como plan alternativo, contactar con otros clubes, tal y como han hecho el Leganés y el Fuenlabrada que estaban en la misma situación que nosotros y han encontrado instalaciones en las que poder jugar en el horario que les correspondía. Nuestra realidad es que hasta hoy a las 14 horas no sabíamos si disputaríamos el partido y dónde, cuando muchos de los jugadores ya estábamos en la Ciudad Deportiva.

Como es sabido por la afición y por la Liga, durante los últimos meses, hemos atravesado un ERTE en el que el Club, pese a tener los recursos necesarios, no ha querido llegar a un acuerdo con nosotros (habiendo perdido el 15% de nuestro contrato sin posibilidad de hablar al respecto con el Club), sufrimos retraso en el pago de nuestras nóminas, cuando no impagos, y una larga ristra de asuntos que son inimaginables para un club de fútbol profesional que se precie. Hemos dado la cara y seguiremos haciéndolo por las jugadoras del equipo femenino, jugadores de cantera y demás empleados del Club, pero entendemos que hay determinados asuntos cuya gestión corresponde al Club y no a los jugadores de los diferentes equipos. Es el Club y no nosotros quien tiene que poner fin a estos asuntos que lastran la credibilidad de nuestros equipos y nos desgastan día a día.

Asimismo, determinadas actuaciones del Club van en contra de las medidas básicas contra el COVID-19. En particular, el pasado viernes 8 de enero se nos pidió que viajáramos a Miranda de Ebro para jugar contra el Mirandés, cuando las autoridades ya habían pedido no desplazarse por el temporal de nieve. Estuvimos retenidos 5 horas en el autobús, sin las debidas medidas de aislamiento y sin bebidas ni alimentos para finalmente volver a la Ciudad Deportiva a las 2 de la mañana. El Club no dispuso de medios para volver a nuestras casas o dormir allí, por lo que muchos de nosotros nos vimos obligados a hacer cosas expresamente desaconsejadas por la Liga para poder pasar la noche. Todas estas faltas de medidas ponen en peligro nuestra salud y la de nuestras familias y se han traducido, entre otros, en 2 casos más positivos de COVID-19 en el primer equipo, que se suman a los 4 otros casos positivos que hay en la actualidad.

Creemos que muchos de los problemas que han acontecido recientemente podrían mejorarse con una correcta interlocución con el Club. El Director Deportivo, excompañero de muchos de nosotros, pese a ser el encargado de la interlocución con la directiva, apenas aparece en el día a día y, cuando lo hace, no ofrece soluciones.

Nos sentimos desamparados por el Club y cansados de tener que vivir constantemente situaciones como las que hemos descrito anteriormente. Nuestro único deseo profesional es poder devolver al Rayo al lugar que se merece y centrarnos en los aspectos deportivos. Esperamos poder disfrutar muy pronto con nuestra afición. Mientras tanto, evitaremos hacer comentarios, sólo seguiremos centrados en nuestros compromisos deportivos, luchando cada día por dar lo mejor de cada uno de nosotros y defender nuestro escudo con el respeto y profesionalidad que merece.