DEPORTIVO

"Todo lo que hice fue para llegar al Deportivo algún día"

Rubén de la Barrera se mostró ilusionado y preparado para afrontar el reto después de recibir "la llamada del club de mi vida".

Rubén de la Barrera en su presentación como entrenador del Deportivo
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

Rubén de la Barrera fue presentado este mediodía como nuevo entrenador del Deportivo. El entrenador coruñés no pudo mostrarse más ilusionado con el reto de sentarse por fin en el banquillo "del club de mi vida" y asegura que no va a desaprovechar la oportunidad: "Todo lo bueno que me ha ocurrido en la vida ha sido en momentos en los que he tenido que ir a fuego".

Llamada: Tras el partido en Zamora se ponen en contacto conmigo. Me explican todo lo que piensan y me lo tomo... no tanto con ilusión, sino como algo que sentí que estaba buscando. Todo lo que hice fue para llegar algún día a estar en el Deportivo. La responsabilidad que siento es de unificar y lograr el mayor rendimiento y estoy convencido de que así será. Me llama el club de mi vida y siento que es el momento. Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero vamos a intentar romper eso".

Estilo: Vamos a toda velocidad. Somos conscientes del momento en el que estamos. Me agarro a la capacidad de los jugadores. La mentalidad será la de mandar, de provocar cosas. Juguemos en Riazor o cualquier otro estadio. Parto de la base de que hay dos acciones: esperar por las cosas o provocar que las cosas ocurran. Y soy de los que prefiero la segunda. Todo lo bueno que me ha ocurrido en la vida ha sido en momentos en los que he tenido que ir a fuego".

Vestuario: Me he encontrado un vestuario abierto, que escucha, que quiere y repleto de buena gente. La presión tiene que ver con la historia y lo que significa este club a todos los niveles. Tenemos que ser conscientes de la realidad, convivir con ello y asumir que somos favoritos. Eso se afronta desde la seguridad que tenemos de transmitir en todo momento. Hay que ser estables cuando las cosas vayan bien y cuando no vayan tan bien".

Cantera: Hasta no hace mucho fui entrenador de un filial y sé cómo funciona. Esto implica que la relación del primer equipo con el resto de equipo sea natural. Y naturalizarla supone estar presente, comunicarse y estar comunicados, que no es algo que siempre ocurra. Hay un grupo de entrenadores habituados a estar con el primer equipo y se irán incorporando más porque los quiero conocer. No miro el DNI de la gente. A mí un chico de 17 años que llega y echa la puerta abajo... no seré yo el que lo frente".