ARSENAL

Wenger se ofrece al Arsenal

El técnico, dada la situación de Mikel Arteta en el banquillo, mandó un mensaje a su antiguo club: "Si me necesitan, los ayudaré, aunque no lo espero".

Arsene Wenger ha puesto su nombre sobre la mesa para el banquillo del Arsenal. La leyenda de los 'gunners' ha concedido una entrevista a NBC Sports, en la que ha hablado de la situación actual del club al que dirigió durante tantos años y no ha descartado la posibilidad de volver a sentarse en la banda del Emirates. "Si me necesitan los ayudaré", sorprende el francés.

Eso sí, añade que no cree que eso llegue a suceder y reconoce seguir frustrado por cómo salió de la entidad, a la que entrenó de 1996 a 2018. No obstante, parece haber dado un paso de gigante para el perdón: "El tiempo es un buen médico, ¿sabes?".

Pese a todo, los años que dio Wenger al Arsenal le dan un cartel magnífico de cara a un posible regreso. El entrenador ganó tres Premier League y siete FA Cup durante su mandato. También llevó al Arsenal a una final de la Champions. Y, sobre todo, cuenta con una trayectoria intachable, que le da experiencia con respecto al novel Mikel Arteta.

Además, Wenger sigue muy de cerca la actualidad del Arsenal y suele comentarla a través de los medios de comunicación. En TalkSport, por ejemplo, elogió el futuro de Arteta: "Tenía una gran pasión por el juego y mucha motivación. Un enfoque y el deseo de hacerlo bien. Ahí estaban los ingredientes: él tenía control e influencia sobre el resto de jugadores".

Aunque al técnico francés le sorprendió cómo se gestó su llegada: "Tiene suerte de que de inmediato haya entrado en un gran club, en una posición en la que normalmente debes trabajar diez años para alcanzarla. Por cómo jugaba en el club y por lo buen jugador que era, le llegó su oportunidad. Le deseo lo mejor".

Ahora, meses después, Wenger da un paso al frente y hace una declaración de intenciones. El proyecto de Arteta no parece funcionar y la prensa inglesa ya especula con una posible destitución si la situación no se revierte pronto. Entre tanto, el mejor entrenador de la historia del Arsenal manda un mensaje a la directiva, aun sin fe de ser correspondido.