LAS JOYAS DE LA CANTERA

Beitia, Carlo Adriano y Jörgensen, tras los pasos de Niño y Pino

Tras las irrupciones de dos de las perlas de la cantera del Villarreal en el equipo de Emery, más jóvenes talentosos asoman en las categorías inferiores amarillas.

Carlo Adriano.
ANGEL SANCHEZ

El Villarreal es un club al que le cuesta muy poco dar entrada a sus jóvenes valores, algo que está en el ADN de la entidad y es la apuesta vital de los Roig. Desde hace algo más de 20 años la apuesta por reforzar y mejorar su cantera es obligada, siendo una de las prioridades del club. Un trabajo que ya ha dado muchos frutos, ya que son muchos los jóvenes valores que han llegado para hacer historia. Nombres como los de Héctor Font, Santi Cazorla, César Arzo y Xisco Nadal, en una primera hornada. A los que siguieron los Bruno Soriano, Mario Gaspar, Jaume Costa, Manu Trigueros, Moi Gómez o Gerard Moreno entre otros. Tras esas dos primeras hornadas, llegaban hace poco jugadores como Rodrigo Hernández, Alfonso Pedraza, Pau Torres, Manu Morlanes, Xavier Quintillá o Samu Chukwueze, que encabezan la última quinta de grandes promesas.

Pero el club no para de dar jugadores, y ahora mismo ya cuenta con un nuevo grupo de jóvenes valores que son fijos para el primer equipo, y al que además han llegado de golpe y con mucha fuerza.

La quinta de Niño y los que esperan en el B

Ese nuevo grupo está encabezado por un delantero espigado al que se le caen los goles, como es Fernando Niño. Al joven punta gaditano se le han sumado los jóvenes Yeremi Pino, Álex Baena, el portero Filip Jorgensen, y con escalón más abajo pero ya a un paso están los medios Carlos Beitia y Carlo Adriano, o los delanteros Collado, Ahn o Millán. Es curioso, ya que en los casos de Niño, Pino o Baena, su sitio no era el primer equipo, pero desde que llegó Emery las cosas cambiaron radicalmente para ellos. Tanto que los tres fueron renovados con un nuevo contrato hasta 2024, mejorando además sus cláusulas de rescisión.

Niño, el referente

Fernando Niño.

Niño, con 20 años , ya había debutado con el primer equipo la temporada pasada de la mano de Calleja, que lo tuvo de juvenil y le tenía ya mucha fe. Como juvenil batió todos los récords, ganando Liga y Copa del Rey, siendo el máximo goleador de esa fase final. Tras una lesión de gravedad que le dejó tiempo fuera, su irrupción en el primer equipo se dio con goles y con calidad. En un principio la idea de este año era la de una posible cesión, que el técnico vasco no quiso que se llevara a cabo. Niño es un delantero espigado, más referente y rematador, aunque con calidad para jugar fuera del área y con buen regate. Hijo del futbolista Fernando Niño, sin duda es el futuro delantero del club.

Pino y su desparpajo

Yeremi Pino.

Si a Niño se le esperaba, lo de Pino (18 años) fue una sorpresa. Es verdad que el joven extremo canario era desde hace tiempo una de las perlas de la casa, por lo que se le auguraba un gran futuro. Capitán de la Selección Sub 18, era de esos jugadores que se cuidaba desde el primer día con la idea de que sería un jugador diferente. Pino es un extremo descarado con facilidad de desborde y con mucho peligro en cada balón. Su capacidad de desborde y desparpajo ha encandilado a Emery, que ya desde hace unas semanas lo tiene como un fijo en el día a día. Su debut en Europa fue marcar un gol vital para remontar un partido de Europa League ante el Qarabag, en el que ya se pudo ver el potencial del futbolista. Con ofertas de la Juve, City, Barcelona, Madrid o Chelsea, el jugador ha preferido apostar por dar el salto con el Villarreal.

Baena, el nuevo Moi Gómez

Alex Baena.

Parecido al caso de Pino es el de Álex Baena (20 años), que debía jugar en el equipo B y ya es uno más en el primer equipo. Un centrocampista de calidad y que es el mejor sustituto para Moi Gómez, actuando como volante, y siendo un jugador con el que Emery ya confía. Sus titularidades y goles en Europa, y algunos partidos de liga, hacen de Baena el más utilizado ahora mismo. Tras una buena temporada en el Villarreal B, esta temporada debía ser la de su afianzamiento en el segundo equipo, pero ya no ha jugado ni un solo encuentro. Emery lo llevó a la pretemporada y ya no regresó al filial.

Jörgensen, el portero de futuro y el primer portero de la casa

FUTBOL 19/20Filip Jorgensen.

Uno de los sueños del Villarreal es poder contar en el primer equipo con un portero de la casa, con alguien que se quede años defendiendo esa portería. Muchos lo han intentado, pero a excepción de Juan Carlos en Segunda División, nadie de la casa se ha ganado esa portería de fijo. Y la de Jörgensen (18 años), portero sueco criado en Mallorca, es la gran apuesta. Ya que es un portero de envergadura (1,90 de altura), pero con muy buen juego de pies y con mucha presencia en la portería. Desde que llegó como juvenil su crecimiento es espectacular, pasando a ser ya el portero del B y el tercer portero del primer equipo con solo 18 años de edad. Como sus compañeros ya ha renovado su contrato y ya se entrena con asiduidad en con el primer equipo.

Beitia, Carlo Adriano, Ahn, Collado y Millán ya esperan en la recámara

Las bajas de estos jóvenes valores con el equipo B han tenido ya a otro grupo de jugadores que despuntan y que están a la espera de tener opciones de dar el salto. Es habitual que Emery cuente con ellos para entrenar cuando hay bajas, lo que hace que cualquier jugador del filial pueda dar el salto. Pero los casos de los centrocampistas Carlos Beitia y Carlo Adriano, o los delanteros Ahn June Hyuk , Collado o Millán, son ahora mismo de los más destacados.

Ahn Yune Hyuk.

Beitia (20 años) es un mediocentro que ha pasado por todas las categorías del club y de la Selección, y que ahora mismo lleva es el referente del equipo B. Muy parecido es Carlo Adriano (19 años), hijo del mítico delantero Adriano García, se muestra como un centrocampista total, con calidad para generar y llevar el peso del equipo en el medio.

El extremo coreano Ahn June Hyuk llegó al club muy joven, siendo una de las grandes esperanzas del fútbol en su país. Un extremo o delantero rápido y desequilibrante en cada jugada, siendo esta su mejor campaña. Mientras que los nacionales Diego Collado y Álex Millán, están siendo dos de los jugadores de más desborde y calidad del equipo. Collado (19 años), es un extremo puro que ganó todo con el juvenil, llegó al Villarreal B con solo 17 años y ya es uno de los mejores de su equipo, además de ser también un habitual para Emery. El delantero Álex Millán (20 años) es un delantero potente y con calidad, sus actuaciones con el equipo B no están dejando a nadie indiferente, suma ya dos goles en cinco partidos.